Woody Allen regresa a Nueva York con la comedia 'Si la cosa funciona'

  • La historia de amor entre un misántropo y una joven ingenua llega a las salas junto a 'REC 2', de Paco Plaza y Jaume Balagueró · La cinta de terror española inauguró ayer el Festival de Cine Fantástico de Sitges

Tras rodar cuatro películas en Europa -escenario al que ha vuelto este verano, con la filmación de una nueva película en Londres-, Woody Allen regresa a Nueva York con Si la cosa funciona, la cómica historia de amor entre un misántropo intelectual (Larry David) y una ingenua joven sureña recién llegada a Manhattan (Evan Rachel Wood), un enredo que se acentúa con la aparición de los padres de ella (Patricia Clarkson y Ed Begley Jr.) a la ciudad.

Sobre el título del largometraje, el director de Annie Hall explica que "a medida que vas por la vida, te enfrentas a dificultades y sea lo que sea que funcione y no le haga daño a nadie es perfecto. Así que aunque resulte extraña una relación romántica, si funciona, funciona. Y no se trata sólo de las relaciones románticas. Ocurre lo mismo con nuestros trabajos, o con nuestras aficiones, o con el lugar donde queremos vivir. Si funciona para ti el vivir sólo en una isla desierta, perfecto".

Si la cosa funciona se estrena en un fin de semana en el que destaca también la secuela de la película de terror REC, de Paco Plaza y Jaume Balagueró. REC 2, que abrió ayer el Festival de Cine Fantástico de Sitges, ha sido concebida por sus directores con "el principal objetivo de que los espectadores pasen un buen rato", argumentando que cuando decidieron hacer una secuela "tenían un abanico amplio de posibilidades: hacer una precuela o una historia con narrativa más convencional, pero, al final, como en la primera habíamos dejado tantos enigmas abiertos, pensamos que se podía profundizar en esos enigmas paranormales".

Esa decisión determinó que REC 2 sea "una secuela de punto y seguido, que continúa donde acabó la primera", apunta Balagueró. El reto de los dos directores era que "no fuera más de lo mismo", y por esa razón decidieron "dar un giro total al enfoque del filme, con más sangre, más acción", según el director. Así, del realismo de la primera entrega pasaron, en esta segunda, "a una película claramente fantástica, de terror".

Influida visualmente por la estética de los vídeojuegos, REC 2 está trufada además de guiños al género como La cosa o El exorcista, a modo de "homenaje al cine fantástico en general, al que nos ha hecho felices, a las películas de demonios", declara Balagueró, quien invita al espectador a hacer el ejercicio de descubrir esas citas a clásicos del terror.

También se estrena Gigante, de una comedia dirigida por el argentino Adrián Biniez y premiada en Berlín y San Sebastián. El filme narra la historia de Jara (Horacio Camandulle), un guardia de seguridad que trabaja en un supermercado de las afueras de Montevideo. La monotonía laboral de Jara se rompe el día en el que descubre a Julia (Leonor Svarcas), una limpiadora a la que imagina acompañar al cine o a la playa.

A la cartelera sevillana también llegan La felicidad perfecta, debut como actriz de Anne Igartiburu bajo las órdenes del realizador vasco Jabi Elortegi; The damned united, una cinta basada en una historia real, los 44 días que el entrenador de fútbol Brian Clough pasó al frente del Leeds United; y la adaptación a la gran pantalla, con actores reales, de la serie animada Vicky el vikingo. Sorprende entre los estrenos la clamorosa ausencia de Los límites del control, de Jim Jarmusch, rodada parcialmente en Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios