Vuelta a un toro de Cascón y oreja para Corpas

  • El sevillano corta la única oreja en Las Ventas · Carnicerito de Úbeda, en su confirmación, y Serranito, cumplen

GANADERÍA: Cuatro toros de Juan Luis Fraile y dos de Ana María Cascón, cuarto y quinto, bien presentados y de juego desigual. El quinto, bravo y con clase, de nombre Buscón, negro, de 598 kilos, fue premiado con la vuelta al ruedo. TOREROS: Carnicerito de Úbeda, que confirmaba alternativa, leves palmas y sielncio. Francisco Javier Corpas, silencio y oreja tras aviso. Serranito, silencio tras aviso en ambos. Incidencias: Plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid. Un quinto de entrada.

Un bravo y gran toro de Ana María Cascón, procedencia Atanasio Fernández, fue premiado con una merecida vuelta al ruedo en la corrida que se celebró en la plaza de Las Ventas y donde el sevillano Francisco Javier Corpas cortó una oreja a ese toro de premio. El animal, que salió como marca con el encaste, suelto y abanto, se fue creciendo conforme avanzaba la lidia. Arrancó de verdad el toro a partir de banderillas y desde el primer muletazo destapó su gran clase y bravura. Humillado, pronto y fijo, se desplazó con largura y franqueza en la muleta del sevillano Francisco Javier Corpas.

El toro, como bravo, exigía hacerle las cosas muy bien y encontrar pronto su distancia, la larga distancia con la que el voluntarioso y esforzado diestro no siempre acertó. Cuando lo hizo, destacó una serie templada al natural y una serie al final, corta pero muy intensa, a derechas. El toro, que pidió guerra de principio a final, murió de bravo pese a hacerlo en el tercio, donde conluyó la faena. Se pidió la oreja para Corpas y la vuelta para Buscón, un gran toro, al que el presidente César Gómez no dudó en conceder el reconocimiento. Con el segundo, un toro mansito y a menos, no se encontró cómodo el torero ante el manejable toro de Juan Luis Fraile.

Carnicerito de Úbeda confirmó su alternativa sin brillo en una labor plana y de poco relieve mientras que el de Fraile duró. Por el lado izquierdo subió algo el tono, más centrado el torero aunque forzando en exceso la composición. Mató de estocada baja. Con el cuarto no anduvo demasiado acertado frente a un noble astado de Cascón que cuando se le hicieron bien las cosas respondió con claridad en las telas.

El aragonés Serranito, con ganas, recibió con larga cambiada saliendo apurado del lance teniendo que tomar el olivo. El toro, que hizo la mejor pelea de la corrida en el caballo, no encontró el gobierno que demanaba. Serranito no acertó con la altura a un toro que pedía todo por abajo y llevarlo toreado hasta el final. Cuando obligó y aguantó por bajo, el trasteo tomó vuelo con el animal respondiendo encastado.

El sexto fue un toro con más genio que casta y Serranito anduvo con disposición y entrega frente a un toro exigente que no quería nada por arriba. Lo mejor llegó en una esforzada tanda de naturales en redondo donde hubo algo de largura en los muletazos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios