Vega, con el peor lote, es ovacionado en la plaza de Calahorra

  • La corrida resulta floja y sólo Diego Urdiales corta dos orejas y sale a hombros

El matador de toros Salvador Vega no tuvo suerte ayer en su lote en la corrida celebrada en la plaza de toros de Calahorra. A pesar de no cortar ningún trofeo, Vega dejó una buena imagen, ya que lo intentó con dos toros broncos y flojos en general. En su primero tuvo pasajes de calidad y temple, aunque el toro se le paró. Con el sexto, casi de noche, el público apenas reparó en una faena correcta y medida.

El diestro riojano Diego Urdiales fue el triunfador de la corrida. Urdiales mostró una gran disposición y cortó una oreja de cada toro de su lote. En su primero realizó una faena técnica. Con su segundo, un toro más complicado y que parecía menos fiable sacó pases profundos.

No fue la tarde de César Jiménez ya que estuvo frío y le faltó apretar. Le tocó en suerte el mejor toro, en una faena que no terminó de elevarse.

Se lidiaron tres toros de Pedrés y tres toros de San Miguel flojos. Diego Urdiales, oreja y oreja. César Jiménez, silencio en su lote. Salvador Vega, ovación en ambos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios