Vargas Llosa rechaza presidir el Cervantes pero reitera su voluntad de seguir colaborando con él

  • El Gobierno considera que no se "precipitó" al anunciar su oferta antes de que el Nobel respondiera

Ni siquiera el Rey, que intentó convencerlo personalmente, ha logrado que Mario Vargas Llosa acepte la propuesta del Gobierno, que había ofrecido al escritor peruano, también con nacionalidad española, que asumiera la Presidencia del Instituto Cervantes, un cargo que se crearía expresamente para él, y por el cual habría desempeñado únicamente funciones representativas. El Nobel remitió una carta al Ejecutivo, Mariano Rajoy, en la que le explicaba su decisión y donde le reiteraba asimismo su disposición a colaborar con esa institución, como viene haciendo desde hace 16 años, ya que es miembro del Patronato de la misma. Ésta es la segunda ocasión en la que Vargas Llosa, de 75 años, declina esta responsabilidad, después de que también José María Aznar le ofreciera en 1996 encabezar el Instituto Cervantes. El autor de La ciudad y los perros, Conversación en La Catedral o La fiesta del Chivo se encuentra de viaje privado en Londres y "no va a realizar declaraciones" sobre este asunto, insistieron ayer fuentes cercanas al escritor.

El Gobierno lamentó la decisión del escritor, ya que lo consideraba el candidato "más idóneo" por su enorme prestigio en todo el mundo. Tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, replicó ayer a los socialistas, que acusan al Gobierno del PP de "improvisar" en esta cuestión. Según Sáenz de Santamaría, no ha habido improvisación, ni tampoco "precipitación" por anunciar la propuesta antes de que el escritor se pronunciara. "No hay por qué ocultar las cosas", alegó. "Se trata de buscar los mejores para los mejores puestos, y no siempre las circunstancias permiten que sea así", concluyó la vicepresidenta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios