La Unesco avanza en la protección del patrimonio submarino

  • España ratifica una convención que trata de evitar nuevos casos como el de Odyssey

Veinte Estados, entre ellos España, ya han ratificado la Convención sobre la Protección del Patrimonio Subacuático de la Unesco, un paso importante para la conservación de la riqueza y la historia que esconden los mares. La noticia surge en el contexto del caso Odyssey y afecta al Estrecho de Gibraltar, bajo el que duermen, se piensa, naufragios de alto valor.

"Estamos viviendo una etapa francamente importante en la historia del patrimonio cultural", declaró el director general de la Unesco, Koichiro Matsuura. "Se trata de un complemento indispensable en el dispositivo normativo de la Unesco. A partir de ahora la memoria histórica que representa el patrimonio cultural subacuático podrá gozar de un a protección legal, lo que pondrá término al creciente tráfico ilícito alimentado por los saqueadores de los mares".

Adoptada en 2001, esta convención tiene por objetivo garantizar una mejor protección de los restos de naufragios, en respuesta al aumento del saqueo y la destrucción marina.

Han ratificado Barbados, Bulgaria, Camboya, Croacia, Cuba, Ecuador, Eslovenia, España, Jamahiriya Árabe Libia, Líbano, Lituania, México, Montenegro, Nigeria, Panamá, Paraguay, Portugal, Rumania, Santa Lucía y Ucrania.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios