La Ufca prepara para este mes otro original proyecto y nueva exposición

  • El sevillano Miguel Romero mostrará 'Negativos/Negatives' a partir del día 27 · El colectivo utilizará la inauguración para realizar la iniciativa 'Space shuttle', lanzamiento de globos con fotografías colgadas

La Ufca tiene ya preparada la próxima exposición que colgará en su fotogalería y, al igual que ocurrió cuando comenzó la que en la actualidad sigue abierta (Área de descanso, de Antonio Pérez), tiene planeada una jornada sorprendente para su inauguración, gracias a un original proyecto. El 27 de febrero el sevillano Miguel Romero llegará a la sala del colectivo fotográfico con la muestra Negativos/Negatives. Ese día la Ufca también llevará a cabo el Space shuttle photo project, que consiste, básicamente, en lanzar decenas y decenas de globos con fotografías sujetas a ellos, rumbo a un destino incierto.

Cuando se inauguró la exposición de Antonio Pérez, la Ufca también dio pie a Federico Fuertes a que desarrollara su proyecto RPV (Razones para vivir). En esta ocasión la apertura de la muestra de Miguel Romero irá acompañada de la iniciativa del envío de fotografías "al espacio exterior", como exageradamente y no sin guasa promociona la Ufca la actividad.

El colectivo ya ha empezado a convocar a los interesados en participar en el proyecto, que deben aportar dos copias de 10 por 15 centímetros de su fotografía favorita. Las fotos, colgadas a los globos de helio, viajarán identificadas con una etiqueta que solicitará a quien las encuentre que notifique el hallazgo mediante correo electrónico. Con ello la Ufca podrá trazar un mapa de aterrizajes.

En el fondo de la idea que pondrá en marcha la Ufca late un ánimo de darle la vuelta al discurso oficial, servir de plataforma a proyectos diferenciados, que es también lo que hacen Antonio Pérez y Miguel Romero. La muestra que traerá Romero a Algeciras va desde luego mucho más alla de una mera exposición fotográfica en su concepto.

"Comencé solicitando a personas que me enseñaran sus negativos antiguos y me los mostraran con sus manos. Una vez tomadas las fotos (de tales negativos), las descargaba en el ordenador y las invertía desvelándose el secreto de esos negativos", explica Romero sobre su exposición.

"El mundo de las imágenes digitales ha llegado rápido hasta nosotros. Este lugar de ceros y unos es interesante y pragmático, pero uno también echa en falta lo analógico. Hemos perdido la espera, la impaciencia por ver qué hemos hecho, por ver si la técnica o el azar han conseguido su objetivo. La base de este proyecto se basa en la recuperación de ese tiempo de espera. Para ello, he buscado una imagen digital que necesite ser revelada, y por tanto ofrezca el tiempo de espera añorado", añade el sevillano sobre Negativos/Negatives.

En una segunda parte Romero repite el proceso, pero se sirve de negativos encontrados en distintas partes del mundo (Tánger, Sevilla, Barcelona, Jaisalmer, Dakar, París, Berlín, Casablanca, Goreme...) y cuyas imágenes fueron realizadas en lugares diferentes de donde fueron encontradas.

"El desplazamiento de personas lleva consigo el tránsito de pertenencias, incluyendo la mayoría de las veces imágenes. La función mágica de la fotografía ha permitido a nuestros seres queridos acompañarnos en carteras y álbumes allá donde la vida nos haya llevado", reflexiona el autor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios