Un Tezuka inédito

  • Llega a las librerías 'Devorar la Tierra', otro título de la bibliografía que firmó el "dios del manga" a lo largo de una carrera espectacular

Hiroshi Takahashi, Shunji Enomoto, Junji Ito, Siichi Kugura, Taiyô Matsumoto, Hideo Yamamoto y Shintaro Kago son algunos de los mangakas que uno encuentra revisando la sección japonesa del catálogo de ECC, en la que figuran éxitos como Crows, Sunny o Ichi the Killer. La editorial viene demostrando también una querencia especial por la obra de Kazuo Koike y Gôseki Kojima, dos nombres propios no ya del manga, sino de la historieta mundial, recordados principalmente por El lobo solitario y su cachorro. Para gozo de los aficionados al género histórico, ECC nos ha venido ofreciendo regularmente hasta tres títulos del citado equipo artístico: Hanzô, el camino del asesino, El hombre sediento y Kei, crónica de una juventud, tres delicias que no me canso de recomendar.

El hombre sediento es un drama ambientado en los siglos XVII y XVIII, y narra las aventuras de Mondo Kainage, catador de venenos del shogun. La serie, que rezuma elegancia y sensualidad, acaba de finalizar con su octava entrega y puede ser una buena elección a la hora de aproximarse al universo de Koike y Kojima, entre otras cosas porque es menos extensa que las otras dos. Por su parte, Kei, crónica de una juventud va por la tercera entrega (serán también ocho tomos, algo más gruesos que los de El hombre sediento) y cuenta la historia de un joven samurái en busca de su amada a finales del período de Edo. Finalmente, Hanzô, el camino del asesino versa sobre la vida del ninja Hattori Hanzô en un Japón belicoso y muy convulso; es el título más conocido de los tres, una auténtica obra maestra de la que ya han visto la luz ocho entregas (de diez).

También japoneses, aunque publicados por ECC en mayor formato y catalogados en la sección de obras de autor, junto a luminarias como Franquin, Andreas, Hermann o Joe Sacco, son los clásicos Kazuo Kamimura (Historia de una geisha) y Osamu Tezuka. Hablar de Tezuka es hablar de uno de los nombres propios del medio, un genio prolífico que trasciende los límites de la historieta para convertirse en referente cultural de su país. En meses pasados, ECC ha publicado la primera edición en nuestro idioma de La canción de Apolo, inclasificable y fenomenal, y ha reeditado los dos tomos de Oda a Kirihito. Ahora llega a librerías Devorar la Tierra, otro inédito de la inabarcable bibliografía que firmó el "dios del manga" (más de 700 títulos en total) a lo largo de una carrera espectacular. Se publicó serializado en Japón entre 1968 y 1969, y supuso el debut de Tezuka en el gekiga, el género "realista" cultivado desde finales de la década anterior por autores como Yoshihiro Tatsumi. No es que sea el mejor tebeo de Tezuka, pero tampoco carece de interés. Acida y violenta, la historia de la bella Zephyrus, que busca vengar los crímenes cometidos contra las mujeres desde el comienzo de los tiempos, y el marinero Gohonmatsu Seki, borracho empedernido, dudoso defensor de su género, conjuga excesos con buenas ideas, cosidos siempre con la hermosura gráfica y la maestría narrativa propias del autor de Astro Boy.

DEVORAR LA TIERRA

Osamu Tezuka. ECC. 520 páginas. 27 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios