Teatros, una espera endémica

  • La Junta inauguró en 2009 cuatro espacios escénicos, todos terminados con retraso y después de varios años · La comarca sigue pendiente del Florida y del Alameda

El año 2009 se consumió, como los precedentes, con el teatro Florida de Algeciras sin concluir -algo que ya se daba por hecho a las primeras de cambio de la anualidad- y con el teatro-cine Alameda de Tarifa también, otro ejercicio, en el limbo, aunque en este caso, al menos, comenzaron sus obras en el último tercio del año. La consejería de Cultura de la Junta inauguró en ese reciente 2009 un total de cuatro espacios escénicos. En todos los casos los proyectos han tardado años en culminarse y ninguno ha finalizado dentro de los plazos previstos.

La determinación de remodelar el Florida de Algeciras se tomó en 1999, pero, al cabo de los vaivenes sufridos por el proyecto a cuenta del mantenimiento de la fachada original, no fue hasta 2006 cuando comenzaron las demoliciones interiores. La segunda y última fase de la actuación se adjudicó en abril de 2007, con un plazo de ejecución de 20 meses. Es decir, el Florida tendría que haber estado listo a comienzos de 2009 y la última previsión apunta al último trimestre de 2010. En resumen, más de una década después de la decisión de renovarlo, a los cuatro años de iniciarse los trabajos y con un retraso de unos dos años con respecto a lo previsto en la segunda fase. El presupuesto de la actuación es de unos 7 millones de euros, de los que la Junta financia el 60%, la mitad Cultura y la otra mitad la Dirección General de Arquitectura de la consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio.

El proyecto del teatro-cine Alameda también durmió el sueño de los justos durante años. Redactado en 2002, se ha tenido que modificar en tres ocasiones tras la aparición de restos arqueológicos en el solar. Las obras -que originariamente debían haber acabado en 2006- comenzaron en el último tercio de 2009, con un plazo de ejecución de nueve meses. Si se cumple, la dilación habrá sido de unos cuatro años. El montante de la operación es de 2'1 millones, de los que la Junta asume el 37,5 por ciento.

Parecen proyectos malditos, aunque la historia de los cuatro teatros inaugurados en Andalucía en 2009 muestra que no son casos aislados y además en intervenciones de presupuestos menores al Florida y algunos al del Alameda.

En la provincia de Cádiz se inauguró el pasado 1 de julio el auditorio de Prado del Rey, con 351 butacas y de nueva construcción. Una actuación que ha salido por un millón y medio de euros y cuyo convenio de realización se firmó en 2001. Ocho años después vio la luz.

Un año después, en 2002, arrancaron las obras de remodelación del teatro-cine María Bellido de Porcuna (Jaén). En dicha localidad, en una historia que suena, el PSOE y el PP estuvieron a la gresca por el retraso en la finalización de la rehabilitación. Finalmente se inauguró el 18 junio. El presupuesto fue de más de un millón de euros, de los que la consejería de Cultura sufragó un tercio.

El 19 de septiembre se abrió el reconstruido teatro cine Olimpia de Villa del Río (Córdoba), con 2,5 millones de presupuesto (37,5% de la Junta). Las demoliciones comenzaron en septiembre de 2006 y el plazo de ejecución de la obra era de 15 meses. Debía haber sido inaugurado en diciembre de 2007, por lo que acumuló un retraso de casi dos años.

El teatro Pablo Neruda de Peligros (Granada), de nueva planta, fue el más afortunado, puesto que sólo transcurrieron cinco años entre la adquisión del solar por parte del Ayuntamiento (en 2004) y su inauguración, el 30 de enero de 2009, si bien las obras -de cuatro millones de euros- tenían un plazo de ejecución de 17 meses.

La consejería de Cultura también ha informado de la puesta en marcha el año pasado del El Jardinito de Cabra (Córdoba), aunque se trata de un error porque este espacio escénico se inauguró durante 2008.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios