Tarifa despliega su 'alfombra negra' para mostrar la realidad de África

  • La directora del Festival de Cine Africano, Mane Cisneros, explica las dificultades para llegar hasta esta VIII edición · La gala cuenta con la presencia del músico José Mucavele y el cineasta Santiago Zannou

Comentarios 1

Tarifa desplegó ayer su alfombra negra. Esa que desde hace ocho años, cuando un Festival de Cine Africano sonaba más a ficción que a realidad se convierte en un puente que nos acerca aún más a nuestro continente vecino y nos dibuja realidades escondidas en el difícil trabajo que el séptimo arte es en países carente de tecnología, alejado años luz de la todopoderosa industrial comercial que dictan los cánones de USA. Tarifa se adentra en el conocimiento de países cercanos y lejanos de un continente que saluda cada mañana en la frontera azul que lo separa, derribando estereotipos y descubriéndonos cada año nuestras similitudes y nuestras divergencias, pero en definitiva compartiendo esas realidades construidas a través de miradas a pie de calles.

Fue la periodista Angustias García quién condujo la gala inaugural y dio paso a la directora del Festival, Mane Cisneros quien realizó una introducción de lo que durante los próximos ocho días supondrá la celebración de este evento. Un festival que ha vuelto a superarse y aglutinar una amplia y cuidada programación. Serán nueve días intensos en los que se podrán ver 140 películas, y en los que estarán representados 23 países africanos representados y cuatro latinoamericanos además de España.

La directora explicó que de la sección a concurso se estrenan seis largometrajes sobre diez; nueve documentales sobre diez; y la mayoría de los trece cortometrajes. Añadió que va a haber tres retrospectivas que analizarán en profundidad temas conocidos y desconocidos del cine africano, exposiciones fotográficas, un espacio profesional que busca encontrar espacios comunes entre profesionales españoles y africanos del cine; y proyecciones para escolares de Tarifa y la provincia en el que participarán este año cerca de 2.300 niños. "Este año, además, el festival dedicará un cariñoso guiño a nuestros mayores, pues lleva parte de su programación a las residencias de la tercera edad de la localidad", explicó Cisneros.

La directora del FCAT agradeció a Miguel Manella, hasta ayer alcalde de Tarifa, y a los concejales salientes, el apoyo que durante todos estos años han dado al festival y ha felicitado al nuevo alcalde, Juan Andrés Gil, presente junto a otros miembros del nuevo equipo de gobierno, a quién solicitó su apoyo para ediciones venideras. "Espero que esta nueva edición del festival consiga seguir ganando adeptos para el cine africano entre los habitantes de esta ciudad y que la presencia de invitados y público siga teniendo un impacto positivo, no sólo en la oferta cultural, sino también en la economía de Tarifa", agregó.

Cisneros recordó que gracias al programa Cinenómada el nombre de Tarifa ha estado este año en 26 ciudades españolas donde hemos llevado 65 ciclos de cine africano, con más de 200 proyecciones. Y que gracias al festival el nombre de Tarifa ha sonado en otros muchos países del planeta: "Al Tarab, la ONG que organiza el festival de Tarifa, ha aportado algo de su saber hacer en Mozambique, en la República Democrática del Congo, en Etiopía, en Perú, en Mauritania, en Marruecos y en Guinea Ecuatorial, donde este año se ha celebrado la segunda edición del Festival de Cine Africano", dijo Cisneros.

La gala inaugural contó con la actuación del músico y cantautor mozambiqueño José Mucavele y la presencia de Santiago A. Zannou y su padre, Alphonse, director y protagonista de La puerta de no retorno, película en tono documental con la que se han abierto oficialmente las proyecciones del festival.

Antes de dar paso a la película el cineasta nacido en Carabanchel de padre africano y madre aragonesa dijo que su padre vino a España hace 42 años y que el mismo tiempo después ha vuelto a su país para hacer una película. "Los emigrantes son los grandes héroes del siglo XXI. Mi padre es un héroe. Ha luchado mucho y ha cumplido su sueño de darme una vida mejor", subrayo el director de La puerta de no retorno. El público ha coincidido con él y ha dado un gran aplauso a padre e hijo.

El festival tenía prevista ayer la proyección de veintiuna películas, entre las que cabe destacar Microphone, una película coral sobre la realidad más reciente de Egipto que refleja la falta de libertad de expresión y el malestar de la juventud egipcia antes de la revolución de la plaza Tahrir; o a la española Todos vos sodes capitans, una película original y valiente sobre el acto mismo de hacer cine, ambientada en un centro de acogida de menores de Tánger Esta película recibió en 2010 en Cannes el premio del certamen Una cierta mirada.

El festival de cine africano reúne cada año lo más destacado de la producción fílmica del continente africano, consolidándose en estas ocho ediciones como un Festival de referencia de los cines de África en Europa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios