Cuando Smith encontró a Rogen

Comedia, EEUU, 2008, 90 min. Dirección y guión: Kevin Smith. Fotografía: David Klein. Intérpretes: Seth Rogen, Elizabeth Banks, Jason Mewes, Craig Robinson, Katie Morgan, Traci Lords.

Kevin Smith tuvo claro que lo suyo no era quedarse para siempre en el gueto del cine independiente que un día lo situó en el mapa cinéfilo internacional. Mimado por los Weinstein y Miramax desde los días en blanco y negro de aquella Clerks hecha en la tienda del barrio y entre amigos, el cineasta de New Jersey ha sabido moverse -Persiguiendo a Amy, Dogma, Jersey Girl- con astucia y medios en su territorio natural, que no es otro que el del frikismo ilustrado y popular y la comedia sentimental como molde genérico.

Si la segunda entrega de Clerks agotaba la autoconciencia desde la explotación de la nostalgia, ¿Hacemos una porno? puede entenderse como un intento (fallido) de regeneración de la fórmula a partir del encuentro con uno de los puntales de la nueva comedia norteamericana, Seth Rogen, guionista y rostro habitual de las producciones de Judd Apatow. En la fusión, Rogen se convierte en un trasunto de Smith para seguir retratando el eterno síndrome de inmadurez del treintañero blanco norteamericano con la carga de gamberrismo autorizado y una excesiva tendencia al pasteleo.

Así, el tema de la imposible amistad hombre-mujer adquiere aquí tintes autoconscientes a través de una estirada trama en la que una pandilla de loosers aspira a salir de la crisis rodando una peli porno casera en los ratos libres que les dejan sus trabajos mal pagados.

Repleta de referencias y guiños cinéfilos (de John Waters vía Traci Lords a las habituales citas al universo de La guerra de las galaxias), se disfraza de comedia guarra, incorrecta y cafre, concentrando sus méritos en la tipología y la pasarela de sus entrañables frikis, pero no se atreve a renunciar a terminar como una historia de amor romanticona para el público del Disney Channel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios