Sissi era un poco tonta

No sólo de animación norteamericana vive la cartelera navideña. Aquí están las nuevas aventuras hispano-argentinas del Ratón Pérez y este film alemán para poner una nota de color europeo al asunto con aceptable calidad técnica. El reino de los chiflados adapta al sofisticado universo digital en 3D el popular cuento de hadas Lissi y el emperador salvaje, sobre la princesa bávara Elizabeth y el emperador de Austria Franz Joseph.

Ambos viven felizmente en su palacio, rodeados de sirvientes alocados y con valses como música de fondo.

Su vida se ve inesperadamente alterada cuando el Yeti de la montaña secuestra a Sissi y el emperador tiene que partir a su rescate.

Con la popular trilogía de Sissi Emperatriz y el esplendor hortera del Imperio Autrohúngaro como referencias, El reino de los chiflados hace sátira de sus fuentes originales para añadir los inevitables toques de (pos)modernidad autoconsciente y numerosos golpes de humor visual, puro slapstick made in Germany, a estas aventuras paródicas que siguen de cerca la estética y la estructura narrativa de títulos como Shrek o La edad de hielo. Sólo a través de estas conexiones, el espectador infantil no alemán podrá disfrutar del humor de opereta de esta cinta que homenajea también al público adulto a través de Sonrisas y lágrimas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios