'Seda', una historia pequeña y mágica, llega a los cines

  • Se trata de una adaptación de la novela de Alessandro Baricco del mismo nombre

Lejos de remitir, la sequía cinematográfica sigue instalada en las pantallas sevillanas, a las que esta semana (los estrenos se adelantan al miércoles por las festividades del Jueves y Viernes Santos) solamente llegan tres novedades: dos historias románticas de muy distinto corte (Seda y Como la vida misma) y la terrorífica Llamada perdida.

'Seda'

Tras Novecento, llega otra historia adaptada de una novela de Alessandro Baricco. François Girard lleva ahora al celuloide Seda, una historia romántica protagonizada por Keira Knightley, Michael Pitt y Alfred Molina que arranca con el viaje de un comerciante hacia Oriente en busca de materia prima por culpa de una plaga que pone en peligro la producción de seda de toda Europa en 1860. En el periplo entra en juego una enigmática mujer que pronto se convertirá en una obsesión para el comerciante.

'Como la vida misma'

Peter Hedger firma esta comedia romántica protagonizada por Steve Carell y Juliette Binoche y en la que también intervienen Emily Blunt y Amy Ryan. Carell es Dan Burns, un viudo que desde que perdió a su mujer se ha escudado en sus tres hijas para evitar cualquier situación comprometida o embarazosa, hasta que en una librería conoce a Marie (Binoche). Entre ambos surge una chispa de la que Dan piensa ocuparse cuando vuelva de una visita a la casa familiar junto a la extensa saga de los Burns. Lo que no esperaba es encontrar allí a Marie, que es novia de su hermano.

'Llamada perdida'

Si la semana pasada llegaba a las salas la versión norteamericana de The eye, ahora le toca el turno a Llamada perdida, una cinta japonesa de terror filmada en 2003 por Takashi Miike que ha sido adaptada por Eric Valette con un reparto que incluye a Edward Burns y Ray Wise (el padre de Laura Palmer en la serie para la televisión de David Lynch Twin Peaks), entre otros. Como en la original, la historia de Llamada perdida comienza cuando unos jóvenes reciben en sus móviles aterradores mensajes que les informan de la hora exacta de su muerte y que además incluyen las últimas palabras (o gritos, según el caso) que pronuncian antes de fallecer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios