Savater denuncia "la cobardía monstruosa" de los intelectuales catalanes

  • El filósofo vasco considera que el referéndum ilegal "es una agresión a la ciudadanía" y que ante éste sólo cabe defender la ley "a pies firmes"

Fernando Savater, en una reciente visita a Granada. Fernando Savater, en una reciente visita a Granada.

Fernando Savater, en una reciente visita a Granada. / Carlos Gil

El referéndum secesionista es "una agresión a la ciudadanía", un intento de volver a los privilegios feudales ante el que se debe defender la ley "a pies firmes", según el filósofo Fernando Savater, que denuncia "la cobardía monstruosa" de los intelectuales catalanes ante el procés.

"No creí que hubiese tanta gente cobarde en el mundo hasta que viví en el País Vasco. Está también generalizada en Cataluña. Los intelectuales somos como las putas, vivimos de gustar y nadie quiere dejar de hacerlo aunque tenga que arrastrarse por el fango", ha subrayado este martes Savater (San Sebastián, 1947) en la rueda de prensa que ha dado tras recibir el premio Antonio de Sancha.

En opinión del filósofo y escritor, en los últimos cinco años se ha hecho "muy poco" en contra de "todas esas tonterías del inmovilismo del Gobierno, como si la ley tuviese que moverse cuando viene gente que quiere violarla".

"Defenderla a pies firme es la misión de los gobernantes. El diálogo con los catalanes y con los Pujol en concreto ha existido y ha sido exageradamente grande. Hoy muchos de los personajillos que pululan deberían llevar una época larga en la cárcel. A lo mejor me equivoco y vemos que el día 1 el Gobierno ha hecho bien. Ojalá. Aunque pienso que debieran haber actuado antes", ha precisado.

Espera que el referéndum del 1-O no se realice, porque, afirma, "es una agresión a la ciudadanía. No es hablar de cosas abstractas como Cataluña o España. No existe desde el punto de vista político tal cosa como Cataluña. Existe una ciudadanía cultural de Cataluña".

"Algunos somos muy mezclados. yo soy nacido en el País Vasco, de padre granadino... La ciudadanía (lo es) en cuanto proyecto común que te permite reconocer una ley común, ser como otros o diferir de ellos. Si volviéramos a ligar eso con la tierra, volveríamos a la época medieval".

En ese sentido ha recordado que el domingo pasado dio el pregón en San Fernando (Cádiz), donde en 1810 se proclamaron las primeras cortes generales de España, "en circunstancias muy difíciles". "A pesar de ello -ha recordado-, se reunieron diputados no estamentarios, cada uno de su región, a realizar una nación común. La delegación más numerosa era la gallega, la segunda la catalana; el presidente elegido fue Ramón Lázaro Dou y Bassois, que era catalán y un entusiasta de Felipe V, porque decía que había logrado acabar con los privilegios feudales de Cataluña y modernizarla".

Esa visión, ha apostillado, "es lo que se celebra hoy en la Diada. Pero entonces veían en ello la desaparición de los privilegios de Cataluña. El fantasma de don Ramón Lázaro y yo esperamos que no se celebre, que no vuelvan los privilegios feudales y que los ciudadanos lo sean de la nación que entonces se fundó".

Savater ha añadido que antes de la crisis, "y de que se descubriera qué parte de la misma venía de que los dirigentes robaban", no había "tanto separatismo".

"Lo económico cuenta. Es una cuestión de educación y deseducación, de no explicar las cosas como son. No sé si es un punto de no retorno. En la historia los hay personales, porque la vida humana es corta para segundas oportunidades, pero los países y grupos humanos es otra cosa", ha subrayado el filósofo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios