Salvador Barberán se recupera bien de su bautismo de sangre

  • El novillero de Algeciras sufrió una grave cornada en el muslo derecho en la segunda novillada de la Feria de Julio de Valencia, y el martes podría recibir el alta

Comentarios 1

El novillero Salvador Barberán se recupera en el hospital valenciano de la Casa de la Salud de la grave cornada que sufrió el pasado viernes en la segunda novillada de la Feria de Julio Valencia, tras ser cogido por un novillo de Gerardo Ortega. Este percance ha supuesto el bautismo de sangre del joven novillero en su corta trayectoria profesional.

Barberán afronta con orgullo esta primera cornada, sobre todo porque la ha recibido en una plaza de primera categoría como es Valencia. "Era una tarde importante para mí y debía de apostar. El novillo fue muy bruto en la embestida, de un comportamiento malo, me avisó en varias ocasiones, estaba toreando con la derecha y cuando fui a rematar con el de pecho me pegó un derrote en seco y me pegó la cornada. Noté con claridad cómo me había entrado el pitón", apuntó.

El joven novillero se dio cuenta de la gravedad del percance desde el primer momento que recibió la cornada. "Cuando me pegó el derrote sentí como si todo el muslo me quemara. Me levanté y la pierna no me respondía, ahí noté la gravedad de la cornada. Y me asusté un poco. Lo bueno es que la cornada es limpia y no ha afectado a arterias importantes. El problema es la rotura del músculo abductor", añadió Salvador Barberán.

A pesar de todo, el algecireño se muestra optimista y cuenta las horas para dejar el hospital y volver a su casa. "Ayer nada más despertarme me levanté y comencé a apoyar la pierna, algo que el médico no me lo recomendó. Creo que de aquí al martes me darán el alta y podré continuar la recuperación en Algeciras", precisó.

El cirujano Cristóbal Zaragoza anunció al novillero que estima que el plazo de recuperación será de unos diez días. "Aunque todavía es pronto estoy loco por ponerme delante del toro. Voy a perder la novillada del día 26 en la plaza de Vinaroz, pero con toda seguridad reapareceré ante mi afición el 2 de agosto en el festejo de San Enrique de Guadiaro", apuntó Salvador Barberán.

Por último, el novillero algecireño quiso agradecer las muestras de cariño por parte de amigos y aficionados que han llamado al hospital y a la familia a lo largo de las últimas horas preocupándose por el estado de salud de Salvador Barberán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios