Ríos Vera le recuerda al PP su apoyo al festival Algeciras Fantástika

  • Lamenta que Nieto como concejal de Cultura le prometiera a Fernández Mota un sala de lectura sin que llegara a realizarlo

El presidente del Ateneo José Román de Algeciras, Juan Emilio Ríos Vera, demuestra tener buena memoria. Aprovechando el cambio de gobierno en la ciudad, ahora formado por el Partido Popular (PP), recordó ayer a este diario que esta formación política lamentó en 2009 el trasvase del festival Algeciras Fantástika a la localidad malagueña de Manilva. Cuatro ediciones fueron celebradas en la comarca, hasta que se decidió la suspensión temporal del certamen cinematográfico siendo entonces edil de Cultura, Inmaculada Nieto (IU).

Desde las filas del PP el concejal Bernabé Ramírez denunció, tras el anuncio, que "demuestra una vez más el estilo poco dialogante de la concejal de Cultura". Añadió frases como "es una lástima que el concurso, con su solera y sus logros bien arraigados, tenga que marcharse a una localidad vecina por falta de capacidad de entendimiento y de acogida del Ayuntamiento". En este caso, apuntó que no entendía que por "minucias se pueda echar a perder esta iniciativa, obra del esfuerzo particular de un grupo de entendidos y estudiosos del cine".

Ríos Vera quiso buscar apoyos así para devolver a la ciudad de origen su certamen de cine y desempolvó los deseos del PP, que ya dejó constancia de lo bueno que sería recuperarla como seña de identidad, con lo cual dejó caer el balón en el tejado del nuevo equipo de gobierno: "ahora está en el poder".

Por otro lado, Ríos Vera subrayó que aún no han mantenido ninguna reunión oficial ni con el alcalde, José Ignacio Landaluce, ni con la nueva concejal de Cultura, Pilar Pintor, lo que les impide precisar acciones y actividades conjuntas, así como ponerles al día de la realidad del Ateneo. Detalló que se ha quedado en el tintero peticiones hechas al anterior gobierno municipal y que quieren trasladar al nuevo, como que Flores El Gaditano sea nombrado Hijo Predilecto, a sus 90 años, que ha destacado por llevar el nombre de la ciudad por todos lados. Así como el nombre de la poeta Julia Guerra para una calle.

Asimismo, el presidente del Ateneo señaló que están a la espera de que se ponga una placa a la calle de la sede llamada Poeta Daniel Florido, además de subrayar que sobreviven con el dinero de los socios y que el Ayuntamiento les debe dinero en cuestión de libros, talleres y cursos impartidos.

En otro orden, Ríos Vera agradeció la presencia de Nieto en un acto celebrado esta semana en el Ateneo, destacando la gran cordialidad pese a las diferencias vividas en el tema cultural con su entrada como edil del área. "Hemos tenido muchos encontronazos políticos", afirmó el presidente del Ateneo, apostando por volver a un clima cordial.

Sin embargo, no dudó en criticarle a Nieto que durante su mandato en Cultura le prometiera al escritor Manuel Fernández Mota, de 87 años, una sala de lectura con su nombre en la Casa de la Cultura -previsiblemente en la sala Café Piñeiro-; así como la edición de un libro con testimonios de amigos sobre él tras un homenaje que se le realizó en la José Luis Cano; o la donación que hizo el propio artista de su obra fotográfica para exponerla y "que esté en un cajón", denunció Ríos Vera. En consecuencia lamentó que quede en el olvido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios