Ricardo Tejeiro desmonta los mitos que satanizan a los videojuegos

  • El doctor en Psicología afincado en la comarca ahonda en su último libro en un trabajo que ha tenido un considerable eco en la comunidad científica · El autor subraya que no pueden ser adictivos

Comentarios 1

Los videojuegos surgieron en los setenta y con su popularización en los ochenta hicieron saltar unas alarmas que los han satanizado como manipuladores de mentes con sus incitaciones a la violencia y sus efectos adictivos entre los adolescentes. Hasta aquí una mezcla de historia y mitos y son esos mitos los que desmonta Ricardo Tejeiro en un libro que acaba de salir al mercado. La psicología de los videojuegos; un modelo de investigación tiene como origen la tesis de este doctor en Psicología afincado desde hace veinte años en la comarca y es una revisión de la obra que sacó en 2003 con el título Los videojuegos: qué son y cómo nos afectan. Tejeiro reconoce con orgullo que su trabajo ha tenido una "repercusión bárbara" entre la comunidad científica.

"Realicé un análisis crítico que separó opiniones y datos y la conclusión a la que llegué es que la mayoría de lo que se exponía eran opiniones", cuenta el autor, cuyo Cuestionario de Problemas con los Videojuegos, que desarrolló con la profesora Rosa Bersabé, fue publicado en la prestigiosa revista británica Addiction y ha servido de base para estudios epidemiológicos oficiales en Chile y Canadá, entre otros lugares. A Tejeiro le han solicitado colaboraciones de China a Estados Unidos a raíz de su trabajo e incluso, explica, ha percibido un descenso en los artículos satanizadores de los videojuegos desde la publicación de su libro de 2003.

El de ahora, que firma con el profesor de la Universidad de Málaga Manuel Pelegrina y edita Aljibe, incide en una cuestión cíclicamente polémica y candente y ha sido incluido como libro de texto en la Universidad malagueña.

"Si acaso se pueden dar casos de abuso, pero no existe adicción a los videojuegos. Y en lo relacionado a su supuesta incitación a la violencia se trata de ocasiones puntuales y no son exclusivas de los videojuegos", defiende Tejeiro.

Como se puede desprender de sus palabras, el autor no desaconseja regalar videojuegos estas Navidades, por lo tanto. "Puede haber problemas, pero es una cosa que se debe controlar como cualquier otra que afecte a los jóvenes, como el consumo de televisión y los contenidos de los programas que se vean".

"Los videojuegos son útiles, tienen un gran potencial y muchas aplicaciones. Los hay de educación ambiental, para tratar el Alzheimer o evaluar la inteligencia. Mi hija tiene varios que la han ayudado muchísimo a aprender a leer y escribir", enfatiza Tejeiro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios