Regreso a la Colonia Libertinorum

  • Carteia se encuentra a punto de culminar una serie de intervenciones con las que se han puesto en valor diversas zonas y vestigios del enclave sanroqueño · Se avecina la puesta en marcha de un Plan Director

Carteia aspira a volver a ser la Colonia Libertinorum que fue, declarada como tal en el 171 antes de Cristo, la primera colonia latina establecida fuera de suelo itálico. Serlo a partir de sus restos más de dos mil años después. El enclave arqueológico sanroqueño experimenta desde el verano pasado diversas actuaciones con las que se están poniendo en valor varias de sus zonas y vestigios y en particular destacan los trabajos que se han realizado en los últimos tres meses con cargo al Plan Memta.

A este programa de la Consejería de Empleo (inversión de 45.000 euros y creación de trece puestos de trabajo) se ha unido una partida para materiales de 27.000 euros de la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura, que ha promovido las iniciativas anteriores. En las actuales intervenciones de puesta en valor de la ciudad romana, que aún no han concluido, también colaboran Cepsa y el Ayuntamiento de San Roque. La compañía petrolífera, por cierto, editará este mismo mes un tercer libro sobre Carteia, que recogerá los cuadernos de campo de los arqueólogos que han desarrollado su labor en el yacimiento en el siglo XX.

La delegada provincial de Cultura, Yolanda Peinado, visitó ayer estas mejoras. Estuvo acompañada por los ediles de San Roque de la Agencia de Desarrollo Local (Amdel) y Cultura, Manuel Melero y Juan Carlos Galindo, y por Nicolás Barroso, responsable de comunicación de la refinería de Cepsa. Atendieron a las explicaciones del coordinador del conjunto, Manuel Jaén.

Una de las actuaciones ha sido la construcción de un camino peatonal que une la zona de las termas con el antiguo Cortijo del Rocadillo (la llamada zona del foro por la posibilidad de que estuviera allí).

Peinado desgranó otras intervenciones: "En la zona del Cortijo se ha trabajado en la investigación, catalogación y georeferenciación, y también hemos trasladado los elementos arquitectónicos dispersos y fuera de contexto que se encontraban esparcidos por el área, como sillares, capiteles o cornisas". También se ha restaurado y reconstruido el pavimento romano tipo opus signinum frente a la escalinata.

Por otro lado, se ha limpiado y protegido el antiguo camino del XVIII de subida al antiguo cortijo y se ha habilitado un nuevo vial de visitas que conecta precisamente con el recién finalizado. Asimismo se ha saneado el pinar adyacente para habilitarse como área de descanso. Paralelamente se ha acondicionado el antiguo patio del Cortijo, desde el cual puede tenerse una visión completa del templo republicano y de la necrópolis visigoda. Ahora se trabaja en la finalización de la restauración de una vivienda romana tipo domus situada junto al templo.

Otras obras han consistido en la adecuación del antiguo almacén del yacimiento, así como de los aseos.

Carteia, de cualquier modo, aún tiene mucho en lo que progresar, sobre todo si se atiende a que se abrió al público en julio de 2001. El caso es que lo más evidente no parece lo más costoso: aspectos relacionados con la señalización externa en los accesos y la información de sus restos en el interior para que se puedan producir autovisitas. El enclave tendrá un Plan Director. La delegada provincial de Cultura confió ayer en que la crisis amaine para cuando se tenga que poner en marcha.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios