Recuperar la cañada real de Pelayo

  • La Junta de Andalucía está llevando a cabo una política de señalización y deslinde de las vías pecuariasl abrir las puertas Los senderistas y las personas amantes del campo están de enhorabuena gracias a la política de recuperación de cañadas

La recuperación de las cañadas reales para el uso y disfrute del público es una de las reiteradas reivindicaciones de ecologistas, montañeros y especialmente senderistas. La Junta de Andalucía está llevando actualmente a cabo una política de señalización y deslinde de las cañadas reales en el Campo de Gibraltar. Una labor que aplaudimos, en concreto, todos aquellos que disfrutamos del campo y que pensamos que todo aquello que representen recuperar el monte y la naturaleza, en muchas ocasiones usurpadas, es un paso más para su protección y para aportar riqueza ecológica la comarca.

Las vías pecuarias con caminos, que en base a la Ley 3/95 de 23 de marzo, representan bienes de dominio público en las comunidades autónomas, con usos tradicionales y compatibles o complementarios, en los que la prioridad la tiene el tránsito ganadero y los usos rurales, inspirándose en el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente, al paisaje, y al patrimonio cultural y natural. Las vías pecuarias se clasifican en función de su anchura en veredas, cordeles y cañadas.

Precisamente en relación a estas últimas hay que destacar el reciente deslinde de la denominada cañada de Pelayo y la cuesta de Marchenilla, unos terrenos prácticamente virgen que en un tramo de 5,600 kilómetros aportan en zonas de bujeos, eucaliptos, matorral de monte bajo y acebuches.

Partiendo de la zona de Huerta Grande, donde se puede disfrutar de un medio boscoso muy interesante, la ruta enlaza con la cañada real en un punto perfectamente señalizado. Aunque si cogemos esta cañada en dirección a la derecha podemos enlazar con la costa pasando por el cortijo Marchenilla, en este caso, tomaremos la vía hacia la izquierda y para ellos sortearemos una pequeña subida tras la cual no orientamos gracias a las señalizaciones puestas por la Junta de Andalucía. Esta cañada real, en la que podemos observar numerosos ejemplares de ganado vacuno, concluye en la carretera N-340 a la altura de un desguace próximo a Algeciras. Antes habremos pasado el cortijo Arenillas. Precisamente el club alpino Al Hadra está preparando la ampliación de esta ruta, enlazándola con la del Cerro del Rayo con lo que se adentraría en al zona de Cobre y supondría un camino de unos 12 kilómetros. El objetivo es organizar en primavera una marcha popular por esta cañada para el disfrute de la misma.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios