Poveda hace vibrar las tablas de Las Palomas en su homenaje a Camarón

  • El cantaor catalán dedica su concierto en el coso algecireño al genio de La Isla por el 20 aniversario de su muerte. Rebosa arte por los cuatro 'costaos' ante la ilusión de x fans que se acercaron a escucharle

Comentarios 1

La plaza de toros Las Palomas de Algeciras recibió anoche al artista flamenco catalán Miguel Poveda, que presentó a la comarca campogibraltareña su última referencia discográfica ArteSano. Con este evento musical, el cantaor pretendía, como explicó en su cuenta oficial de twitter (@mpovedaoficial) dedicar este concierto a José Monge Cruz, más conocido como Camarón de la Isla, que "que el 6 de julio, hace 20 años que nos dejó", para rendirle tributo a este "genio inmortal". El espectáculo, que empezó con quince minutos de retraso, acogió a 1.500 seguidores del artista (1.200 en el ruedo y, el resto, ubicado en el graderío). Sin mediar palabra con el público, Poveda inició su noche de canto con el tema Con-vivencia, que arrancó el aplauso de los asistentes, entre múltiples olés y reclamos de atención por parte de estos. Con un escenario sombrío y un attrezzo sin florituras, el cantaor se hizo valer entre la multitud, acompañado por sus equipo, compuesto por siete guitarristas y coristas. Entre el punteo de la bajañí, al compás de las palmas de los artistas y algún que otro fan entusiasmado, Poveda con voz rajá nombra al artista Camarón de la Isla en un cante festero. "¡Ay, Camarón! Que en gloria esté. Orgullo fue de la Isla. ¡Ay, Camarón! Que en gloria esté, en Cádiz nació", canta el flamenco. A renglón seguido, hizo temblar los asientos con el Tirititrán con el que todo el mundo relaciona con el homenajeado de La Isla.

Miguel Poveda, de origen y raíces catalanas, ha sabido abrirse paso entre el gentío que se agolpa alrededor de este arte popular flamenco. Sin embargo, él ha sabido romper con los estereotipos y, orgulloso de haberse criado en Badalona, ha demostrado que la cuna del flamenco se ubica en Andalucía, pero cualquiera que ame y se dedique por completo al flamenco puede formar parte de esta comuna de artistas. Sus ganas de aprender, su curiosidad, valor y su carácter emprendedor han sido principios fundamentales que han ayudado al cantaor a llegar a ser uno de los más grandes del flamenco actual, cantando por derecho. Así se demuestra con el último trabajo discográfico del cantaor, que, lanzándose a finales de marzo de 2012, ha conseguido serDisco de Oro en solo una semana desde su aparición en los mercados. Pero no todo ha sido un camino de rosas para el artista, que también ha recibido críticas negativas. No obstante, la interpretación de la estrella que anoche hizo vibrar las tablas de la plaza de toros de la localidad algecireña, pone en manifiesto el criterio de los que se atreven a desprestigiar la mina de oro que conserva en su pecho. Su cante grande se fusionó con algunos de los palos que Camarón dominó durante su carrera artística, para rendir tributo ante los ojos expectantes de los familiares de este último, que no pudieron faltar a este homenaje de manos de un artista de la envergadura de Poveda. Al cierre de esta edición, el cantaor aún seguía dando el do de pecho en el coso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios