Pobre arranque de la Feria de Otoño en una novillada con ganado deslucido

  • Miguel Tendero y un valiente Javier Cortés fueron ovacionados en sus respectivas actuaciones en Madrid · José Manuel Mas, que abría cartel, fue silenciado en su lote

Miguel Tendero y un valiente Javier Cortés saludaron sendas ovaciones en el festejo que inauguraba la Feria de Otoño de Madrid, un espectáculo en el que se lidió una deslucida y soporífera novillada de Carmen Segovia que ha brindado nulas opciones a la terna, completada por José Manuel Mas, que fue silenciado al término de sus dos actuaciones.

Tendero toreó con gusto y elegancia a un novillo desclasado y sin fuerza al que le costaba desplazarse. Faena inteligente y entregada del albaceteño, con buenos momentos sobre la zurda y rematada de estocada tendida. Frente al quinto, apuntó sus buenas maneras con el capote en unos buenos lances a la verónica. El albaceteño se mostró valiente con otro animal sin codicia y agresivo de cara que se frenaba en el embroque. Finiquitó su labor de una estocada desprendida.

Cortés hizo lo más destacado en un buen quite por chicuelinas al segundo y se estrelló con un novillo, el tercero, que no quería coger la muleta del madrileño. El sexto, que casi prende a Javier Cortés en unas ajustadas gaoneras, desarrolló el mismo comportamiento que los cinco anteriores ejemplares. El de Getafe despertó al público venteño en un arriesgado trasteo de cercanías que acabó con una espectacular voltereta, sin consecuencias para el diestro.

José Manuel Mas estuvo firme con un primer novillo reservón al que sometió por el pitón derecho y al que pasaportó de dos pinchazos y estocada. Brindó el cuarto, un sobrero de Jaral de la Mira renuente a embestir, al público, pero sólo logró arrancarle algunas tandas por el derecho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios