Pérez Arriete, el recuerdo vivo de un algecireño comprometido con su tierra

  • El sobrino nieto del cronista oficial de Algeciras (1960-1961) , Enrique Pérez Benítez, da una conferencia con motivo del 50 aniversario de su fallecimiento · Luis Alberto del Castillo presenta el acto homenaje

Juan Pérez Arriete fue recordado ayer con todos los honores en la tierra que tanto amó y a la que dedicó tantos esfuerzos. "Mientras alguien se acuerde de nosotros viviremos", con esa frase daba paso ayer el actual cronista oficial de Algeciras, Luis Alberto del Castillo, a la conferencia del sobrino nieto del homenajeado, Enrique Pérez Benítez.

Este año se han cumplido 50 años del fallecimiento -el día 7 de abril- del que fuera cronista oficial de Algeciras entre 1960 y 1961, y a riesgo de no encontrar fecha mejor para conmemorar su figura, los que hoy le recuerdan decidieron organizar un acto para rendirle reconocimiento. Se les pasó el centenario de su nacimiento, ya que vio la luz un 31 de julio de 1988, apagándose su vida a los 73 años tras una larga enfermedad.

Sin embargo, en esos más de setenta años dejó marcada su existencia, además de destacar en diferentes áreas, una circunstancia que su familia no quería que pasara inadvertida. En el salón de actos del Ayuntamiento de Algeciras se celebró anoche el acto institucional presidido por la concejal de Participación Ciudadana (IU), Carmen Mayordomo, que subrayó que se trata de un pequeño homenaje a la gran figura que fue.

Luis Alberto del Castillo tomó el testigo del acto para introducir al conferenciante y destacar, a su vez, algunos detalles del legado que dejó entre la ciudadanía Pérez Arriete. Sin conocer en persona al que ostentó, antes que él, el cargo de cronista oficial, rememoró su destacada valía conocida. "Nunca lo había visto ni hablado de él, pero si sé del profundo respeto que se le tenía en mi familia". No quiso dejar pasar detalles como la pérdida de la rica biblioteca que tenía y tras su fallecimiento se tuvo que vender, dando un tirón de orejas a aquellos que, desde el poder político, no supieron ver el hueco que ese legado histórico podría haber ocupado hoy día en el Consistorio comprando estos libros y documentos. En cuanto a Enrique Pérez, el cronista algecireño destacó su incesante búsqueda de información para recuperar el recuerdo de su tío abuelo. "Es una persona persistente y tiene un amor enorme por su antepasado".

La conferencia cobró fuerza una vez tomó la palabra Enrique Pérez. En primer lugar no dudó en agradecer al Ayuntamiento, a Europa Sur y a la Fundación Municipal de Cultura José Luis Cano por ayudarles y respaldar esta iniciativa. Ofreció una charla que marcó el acento sobre la etapa periodística y religiosa del homenajeado. A través de casi una treintena de imágenes se pudo descubrir, para aquellos que no lo conocían, el rostro de Pérez arríete, además de desnudar ese carácter tímido y poco amigo de tomar el protagonismo, pese a su gran trabajo que desarrollaba siempre detrás de los focos.

Pérez Benítez desplegó el árbol genealógico que le llevaba hasta el cronista de 1960. Detalló que se casó en 1917 en la iglesia de la Palma con Eloisa de la Vega Scotto , aunque no tuvieron descendencia. Con apenas 24 años fundó el semanario El Cronista -17 de marzo de 1912-, que el 1 de julio de 1915 pasó a ser diario. Su faceta periodística le llevó a colaborar en alrededor de 19 publicaciones desde 1907 hasta 1924, entre ellas El Noticiero de Algeciras o El Correo de Andalucía.

Además elevó su faceta religiosa, recordando que formó parte en 1943 del grupo de entusiastas que fundó la cofradía del Medinaceli, a la que en 1948 se le unió la Virgen de la Esperanza. Destacó, por otro lado, su faceta dentro de la Cámara de Comercio, así como su labor en la Oficina del Ferrocarril Bobadilla-Algeciras con Juan Morrison. Asimismo se guardan numerosos pregones realizados a la Feria Real y a la Semana Santa, gracias a Ricardo Silva. Coincidió con Pérez Petinto o José Román, entre otros, quedando como ilustre algecireño para siempre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios