Perera se estrella ante una deslucida corrida de Montecristo en México

  • El extremeño regala un sobrero y muestra voluntad en su actuación sin llegar a transmitir al tendido

La tercera tarde de Miguel Ángel Perera en la plaza de México resultó muy larga e insípida. El único trofeo los paseó Fermín Spínola que supo a poco. Los toros de Montecristo no cubrieron las expectativas esperadas.

Perera no pudo rematar su ciclo en la capital mexicana a pesar de verse voluntarioso y pasar los toros prácticamente sin picar. Volvió a untarse de toros con los pies inmóviles.

En su lote escuchó olés sentidos al realizar muletazos arrojados para salir al tercio en su primero. Silencio en su segundo, a pesar de haber lidiado con solvencia al lunar del encierro. En el de regalo mostró nuevamente voluntad aunque terminó por no transmitir

Fernando Ochoa tuvo un balance silencio tras aviso, leves pitos y vuelta al ruedo tras aviso en el sobrero que regaló, mientras que Fermín Spínola fue silencio en su primero y cortó la oreja de su segundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios