Perera abandona la UCI y evoluciona bien de la grave cornada que sufrió en Las Ventas

  • El extremeño sigue ingresado en una clínica madrileña y tuvo que ser intervenido por dos veces

El diestro Miguel Ángel Perera se recupera en la Clínica Virgen del Mar de Madrid de las dos cogidas sufridas el pasado viernes en la plaza de toros de Las Ventas. El diestro extremeño se encuentra en planta después de pasar la noche en la UCI y ser operado de urgencia al llegar al centro debido al trombo formado en la extremidad afectad ya que a los médicos le preocupaban mucho las secuelas que podía originar .

El estado de Perera es bueno y evoluciona bien. El doctor Reparaz, especialista en cirugía vascular, señaló ayer que dentro de la gravedad el diestro evoluciona satisfactoriamente, con riego arterial normal en miembro inferior derecho. De todas maneras, el torero permanece en observación debido a la contusión de la arteria y con la reserva de la posible infección que se podría producir al tratarse de una herida por asta de toro.

De momento Perera deberá permanecer en reposo al menos 8 días ya que el diagnóstico sigue siendo grave debido al riesgo de que la contusión no se cierre por completo. Hay que recordar que la herida en el muslo derecho tuvo 15 cm. de diámetro y contusionó la arteria femoral, además de otra cornada en el escroto de la que fue operado en la enfermería.

Según destacó el apoderado Fernando Cepeda a este diario, la actuación de Perera fue una gesta al alcance de muy pocos y a pesar del percance estuvo muy firme en todo momento. "Miguel Ángel quería matar al sexto, pero ya no podía andar y no tenía fuerza ninguna en la pierna. No sé como pudo mantenerse en el ruedo tanto tiempo".

Para Cepeda la tarde de Perera tuvo muchas cosas en contra. "Desde por la mañana ya nos dimos cuenta que el viento iba a molestar. Luego tuvo que remontar los dos primero toros y el ambiente de la plaza. Pero al final consiguió lo que quería, demostrar que quiere mandar en el toreo" matizó.

El apoderado del diestro extremeño señaló tres en toda la tarde y una al toro de la cornada no lo hace cualquiera. "Lo que hizo Perera fue un gesto que está al alcance de muy pocos. Él quería salir por la Puerta Grande y al final no ha podido ser" matizó Cepeda.

El diestro abandonará la clínica madrileña la semana que viene para continuar su recuperación en su domicilio. Perera está anunciado a finales de mes en plazas mexicanas, aunque de momento tendrá que prepararse en el campo y ver si la pierna le responde bien para estar delante de un toro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios