Pepe Cano presenta su producción más reciente en la galería Benot de Cádiz

  • El linense, un sagaz observador de la cotidianidad, invierte su forma de componer los cuadros en 'Blanco', la primera muestra individual que protagoniza este año · 15 obras que se podrán ver hasta el 18 de octubre

El artista linense Pepe Cano inauguró anoche en la galería Benot de Cádiz una exposición que conforma su más reciente producción, creada desde finales de 2009. La muestra, la primera individual que protagoniza el pintor este año y que se podrá visitar hasta el 18 de octubre, se llama Blanco y es el resultado de las últimas indagaciones pictóricas de un autor que confiesa su inclinación incondicional por la investigación constante.

Los fondos de los cuadros de Pepe Cano siempre están realizados a composición de yeso, arenas y otros elementos. Para la presente colección, que abre la temporada de la galería gaditana, el linense ha trabajado de forma distinta. O, mejor dicho, inversa. "La pintura -expone- la he pasado a la parte de atrás del cuadro, como fondo de la obra, y como primer plano va el tipo de fondo de mis cuadros anteriores. En consecuencia, como mis fondos son blancos, pues han quedado los cuadros como de ese color, de ahí el nombre de la muestra".

"A mí me gusta investigar", argumenta Cano, y en esta oportunidad tal acción le ha conducido a "trabajar el blanco, trabajar el fondo, arañarlos, meterles pintura". "Para mí un artista debe tener inquietudes, encontrar lo sorprendente del cuadro", abunda.

"Llevas una idea preconcebida, la trabajas y después surgen otras que te convencen", reflexiona. "No es cambiar, sino innovar. Termino una exposición, empiezo con otra y a veces se parecen sólo porque llevan la firma. Ahora estoy haciendo unos cuadros últimos que llevan mucho más color. Un artista no debe caer en la rutina. No sería un artista, sino un pintor o un artesano. Un artista tiene que abrirse y ver cosas nuevas".

En lo que ha insistido Cano en los 15 cuadros de Blanco es en su universo temático, en el que el linense se mueve como un espectador privilegiado de la realidad para sacarle aristas distintas a la cotidianidad. "Me gusta mucho observar a la gente, lo que hace, lo que se mueve a mi alrededor, y eso es lo que plasmo en la pintura. A veces son cosas que a la gente se le escapa en esta vorágine de prisas", destaca.

El fondo artístico de la galería Benot contiene obras de Pepe Cano. La actual es la tercera muestra que el linense enseña en ella, tras Bolonia (1998) y De locura y santidad (2002).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios