Fútbol RB Linense 2 - UD Melilla 2

'Parrita' pone punto y final al verano

  • El cantante valenciano, junto a la telonera algecireña 'La Manuela', llenan la plaza de toros de Algeciras con el mejor flamenco

Comentarios 1

Silbidos y palmas, voces y gritos desde las gradas y un gran número de asistentes que se atrevieron a seguir ritmo con palmas desde la primera nota de la primera canción. Con todo esto se encontró el cantaor valenciano Vicente Castro, más conocido como Parrita, al salir al coso de la plaza de toros Las Palomas de Algeciras. En su primera visita a la localidad, se topó con más de 1.000 apasionados del flamenco, según las declaraciones de los organizadores del evento, que lo dieron todo al escuchar los compases del artista.

Entre quejíos y temples de guitarra, Parrita puso toda la carne en el asador para complacer a un público que ya había calentado motores con La Manuela, cantante nacida en la ciudad que actuó como telonera en el espectáculo. La algecireña admitió unos minutos antes de salir al ruedo que se encontraba "muy nerviosa pero también muy contenta y con mucha ilusión".

La cola para entrar en la plaza de toros es una mezcolanza de familias, donde no faltan jóvenes abuelas y madres portando a sus pequeños o empujando el carrito. Tras el retraso de rigor de cualquier concierto que se precie, se hace la oscuridad. Comienza la guitarra, percusión y piano, y entre gritos de "guapa" y "olé", La Manuela salta al escenario. Los asistentes no pierden ni un minuto. El compás de todas las palmas resuena entre las semi-vacías gradas, e incluso algún valiente decide dar unos pasos de baile en la parte más despejada de la arena.

Entre Mariposas de colores y cantos al amor, la artista algecireña hizo las delicias de todos los presentes, acompañada por un magnífico coro que completó la actuación cantando por bulerías.

Después de tanto arte, hacía falta un pequeño descanso que muchos aprovecharon para tomarse un refresco -o algo más- y poder soportar mejor el calor de la noche de verano.

Rondaban las agujas del reloj la media noche cuando las luces volvieron a apagarse. Fue como el pistoletazo de salida de una maratón, ya que aquellos que se encontraban lejos del escenario se arremolinaron para acercarse todo lo posible. Los músicos en sus puestos, pero el cantaor no aparecía. Una pequeña preguntaba cuándo iba a salir el artista, y de repente la figura del Parrita apareció vitoreado por los presentes.

El artista valenciano comenzó con Cositas de ayer, no sin antes agradecer a los espectadores su asistencia "a pesar de la crisis". Tras la gran ovación que recibió por su primera actuación, expresó su gratitud de nuevo, y destacó que se encontraba en la ciudad "para pasármelo bien, y si consigo que todos ustedes lo pasen mejor que yo, sería una gran alegría".

Este concierto, de iniciativa privada aunque con la colaboración de la Delegación de Cultura, fue el último de la programación de verano de la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios