El cantaor linense Pansequito protagoniza los Jueves Flamencos de la Fundación Cajasol

El cantaor José Cortés Jiménez, Pansequito, tenía previsto protagonizar ayer el ciclo Jueves Flamencos de Fundación Cajasol, donde presentó su espectáculo de cante acompañado de la guitarra de Manuel Valencia y las palmas de Javier Heredia y Luis Peña. En el concierto, en el Centro Cultural Cajasol, tenía previso entonar seguiriyas, soleares, tarantos, alegrías, tientos tangos, bulerías y fandangos.

En el encuentro previo, donde estuvo acompañado por el coordinador de los Jueves Flamencos, Manuel Herrera, señaló que siempre ha preferido y sigue prefiriendo artistas de Jerez a la hora del acompañamiento, y ha destacado la importancia del guitarrista Paco Cepero al principio de su carrera. Además, reivindica "fundamentalmente" que el cantaor tiene que cantar, porque "es verdad que hay muchos conciertos pero también muchos desconciertos".

Durante la presentación, señaló también que aunque nacido en La Línea, se hizo cantaor en El Puerto de Santa María, y que a los 15 años conoció a Manolo Caracol, que lo contrata para su tablao de Los canasteros en Madrid, donde, entre otros, cantaba a Antonio Gades, que le incorpora a su compañía. Además, su capacidad creativa hizo que en 1974 el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba le otorgara un premio.

Hay que destacar también la amplia discografía de Pansequito, cuyo último disco se titula Un canto a la libertad, y el hecho de haber estado con artistas tan importantes como Juan y Pepe Habichuela, Enrique de Melchor y Melchor de Marchena, Tomatito o Niño de Pura, entre otros. Además, dice considerarse "un gran aficionado", por lo que siempre ha intentado también escuchar y conocer los cantes de esos maestros anónimos que "representaban la tradición".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios