Pablo López descubre su mundo de letras y sonido al público de La Línea

  • El cantante malagueño llega con el cartel de no hay billetes desde hace días El público se vuelca ante éxitos como 'Tu enemigo'

Hasta la bandera estaba el patio de butacas. Quién se lo iba a decir, de llenar locales pequeños a colmar Palacios de Congresos como el de La Línea. Miles de personas clavaron la mirada en el escenario a la espera de que arrancase el sonido del malagueño Pablo López, una música estelar que le distingue a bordo de la profundidad que arroja cada vez que roza su piano. Llegó consagrado, tras sus idas y venidas al Campo de Gibraltar, siempre con gran repercusión pero nunca ante tanto público para él solo.

Su carta de presentación era El mundo y los amantes inocentes, su segundo álbum el cual le ha lanzado mucho más arriba de lo que ya arañaba con su trabajo anterior y su mítica canción . Que todo el público esperaba anoche por supuesto. Los grandes momentos vinieron de la mano de esas canciones que en su soledad esbozó en su mente y dibujó sobre su piano, como Tu enemigo, que ha atravesado cada rincón de España y el público supo hacérselo sentir al cantante. De igual manera canciones como El mundo, La séptima mayor o Lo saben tus zapatos generaron un estallido de grabaciones, ya que había muchas personas que lejos de contentarse con el directo quisieron sellar su recuerdo en sus móviles para siempre.

El público acompañó en todo momento al cantautor de Málaga, muy cercano a esta tierra campogibraltareña, como así dejó notar con constantes alusiones a la magia de la ciudad y de su entorno. Su simpatía y su talento musical, no sólo a bordo del piano sino proyectando su propia voz, hizo disfrutar a todo el público entregado que no dejó asiento vacío para esta ocasión.

Una de las últimas veces que López estuvo en la comarca fue precisamente acompañando por sorpresa a Alejandro Sanz, entonces no era el protagonista pero supo ante el pública ganarse una mayor cuota de popularidad. E igualmente estuvo en el teatro de Algeciras y las entradas volaron como en La Línea.

Es el momento de Pablo López y su paso por la ciudad linense demostró la gran calidad cultural que está girando por la zona. En El mundo y los amantes inocentes López exhibe la asombrosa facultad de combinar como nadie el pop de raíz anglosajona, con un piano que evoca a Billy Joel o Elton John y arreglos musicales deudores de Queen o Supertamp, la canción netamente española de la máxima calidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios