Óscar Carrasco posa su mirada en "los inhóspitos destinos del hedonismo"

  • El algecireño continúa su reflexión sobre la ruina contemporánea, ahora con fotografías de complejos de ocio abandonados de Europa · El proyecto es reconocido por el programa Iniciarte de la Junta

El fotógrafo algecireño Óscar Carrasco sigue en las redes del poder de seducción de la decadencia. No mucho antes de que la piqueta acabara por completo con la cárcel de Carabanchel, entró con su cámara en la prisión para retratar la vida que exhalaban sus restos. Más tarde viajó a Alemania y a Bélgica y encontró lugares de aislamiento, tal que un hospital mental, en los que también crujía la degradación. Ahora Carrasco tiene un nuevo proyecto en el objetivo y con él continúa su reflexión sobre las ruinas. Se llama Exlandia, con el que viajará a Holanda, Bélgica e Italia a fotografiar complejos de ocio abandonados.

El algecireño persigue los espacios vacíos, pero sólo físicamente vacíos. Y de eso se trata, de realizar una psicofonía del abandono, sin sonidos pero con imágenes, sin fenómenos paranormales y sí nutrida de los recuerdos de lo que fueron esos lugares ahora deshabitados. En esta ocasión la gente se divirtió en ellos, parques urbanos, ferias de atracciones, macrosalas de juego, bingos...

"Me propongo explorar esos complejos de ocio abandonados en Europa, una personal mirada de los inhóspitos destinos del ocio y el hedonismo", explica Carrasco. "Estos espacios serán concebidos como una sola ruina contemporánea y me permitirán seguir mi línea de pensamiento, vinculada estrechamente a la decadencia, a la sublimación de la mortalidad, de la no ciudad, tomando conciencia de la descomposición del paisaje interior, ahondando en la confrontación de la naturaleza y el mundo construido", añade.

El fotógrafo anuncia que el proyecto estará marcado por una línea de trabajo en la que el uso del color y las singulares perspectivas serán de nuevo elementos fundamentales. Y también "el silencio y la deshumanización progresiva".

Exlandia ha demostrado su potencial ya desde el momento de su concepción. A la idea del algecireño se le ha concedido una subvención de 6.000 euros para su producción por medio de la convocatoria Iniciarte 2008, que realiza la Dirección General de Museos de la consejería de Cultura de la Junta. Se trata de ayudas a proyectos de arte contemporáneo.

Carrasco detalla que Exlandia representa un impulso más a su trayectoria, "un acicate para seguir explorando Europa en busca de ruinas contemporáneas". "A nivel personal está siendo un viaje romántico y perturbador, que nunca acaba, por la insólita belleza del declive y sus extraños paraderos", subraya.

El algecireño acaba de regresar de Bélgica y Holanda, en lo que ha significado su primer viaje de investigación de esos complejos de ocio arramplados por el tiempo y sus circunstancias específicas. Hay que indagar y buscar localizaciones, seguir el rastro que ha dejado la decadencia en todo lo que toca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios