Odyssey presenta alegaciones para evitar devolver el tesoro a España

  • La compañía estadounidense alega ante el tribunal de Florida que los argumentos del Gobierno español son sólo "ficción". Critica la imagen que se les ha puesto de "cazadores de tesoros malvados"

Comentarios 2

La empresa estadounidense Odyssey presentó el pasado miércoles ante un tribunal de apelaciones de EEUU su respuesta al último informe de España sobre la propiedad del tesoro de monedas de oro y plata que la empresa norteamericana encontró en mayo de 2007 y que fue valorado en 500 millones de dólares.

En el documento, de 39 páginas, se pide que se anule la decisión del juez de Tampa (Florida) para que entregue al Estado español el tesoro y argumentan que la respuesta de España al caso Odyssey "aunque está bien escrita, es sólo ficción". Asimismo, Odyssey reclama la destitución del tribunal de distrito del caso basándose en la falta de "jurisdicción federal".

"El lenguaje incendiario que ha utilizado España en su respuesta ha servido para distraer de la verdad y de los temas realmente relevantes", señala Melinda MacConnel, vicepresidenta y consejera general de Odyssey.

En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, los responsables de Odyssey indican que los hechos han sido presentados en el Juzgado de una forma "cautivadora e interesante" y explican que quizás por ello el juez vio "inexactitudes" en muchas de las alegaciones presentadas. Entre ellas, declaran que entre los restos encontrados no había "ningún buque" y no había "restos humanos" en el sitio donde localizaron al Cisne Negro. Igualmente, advierten que Odyssey actuó legalmente y de manera adecuada en la recuperación de las piezas del mismo.

Alegan también que España en los tribunales presentó una imagen de Odyssey como si fuera "cazadores de tesoros malvados" y los "villanos" que quieren robar "el sagrado cementerio" de los marineros españoles. En este sentido, señalan que La Mercedes estaba en una "misión comercial" en su último viaje, un hecho que legalmente anula la pretensión de España de la inmunidad.

En el mismo texto, indican que los descendientes de los propietarios de la nave Nuestra Señora de Las Mercedes reconocen "los esfuerzos de recuperación arqueológica" que ha realizado Odyssey.

José María Moncasi de Alvear, descendiente del Almirante Diego de Alvear, segundo comandante del buque de guerra español Nuestra Señora de las Mercedes, salió al paso de las apelaciones de Odyssey y considera que la empresa cazatesoros "ve perdida su batalla ante los tribunales y de ahí que presente su recurso descalificando a los jueces y al Estado español".

Moncasi de Alvear (que representa a más de 1.500 descendientes del citado Almirante) recuerda que España, en su escrito a la justicia norteamericana, "invocaba su defensa en principios legales, entre ellos el derecho de una nación a proteger sus sitios y patrimonio histórico (incluidos barcos hundidos) de cualquier tipo de perturbación y expolio por cazatesoros". Moncasi de Alvear se alinea además a las tesis de España que defiende que el buque hundido viajaba bajo bandera española y que esto prevalece sobre cualquier otro argumento.

En cuanto a la propiedad de la carga, el descendiente del almirante Alvear alega que el Estado español permitió a las víctimas de los ataques de la marina inglesa a presentar reclamaciones entre 1824 y 1870. "Por tanto, el argumento de Odyssey aparte de caerse por su propio peso demuestra el desconocimiento de la historia de España por parte de la empresa cazatesoros", insiste.

Moncasi de Alvear piensa que el fondo y la forma del documento presentado por OME como recurso ante el tribunal de apelaciones de su país "dice mucho de su inseguridad y dudas ante lo que va a ser su futuro" y señala que Odyssey "se ha dado cuenta de que ni el Gobierno de Obama ni la Corte Suprema de Justicia les apoyan en este pleito".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios