Odyssey descubre dos barcos hundidos en el Canal de la Mancha

  • La empresa habla de objetos encontrados en ellos y asegura que no tiene certeza sobre la identidad de los pecios, sobre los que presenta una moción de protección

La empresa estadounidense Odyssey Marine Exploration ha presentado en un tribunal de Florida una moción para proteger los restos de dos barcos hallados en aguas del Canal de la Mancha, informó la propia firma de exploración submarina.

En el comunicado difundido, la empresa cazatesoros indicó que los dos yacimientos arqueológicos descubiertos por ésta están ubicados en una zona del Canal de la Mancha, aunque "están fuera de las aguas territoriales o contiguas a cualquier país".

Entre los objetos hallados en ambos yacimientos figuran un cañón y otros objetos que la empresa con sede en Tampa (Florida, Estados Unidos) cree que "podrían pertenecer al periodo colonial".

Pese a los estudios preliminares efectuados en la zona por Odyssey, todavía no pueden aventurar la identidad de los pecios, indicó la compañía.

"Los equipos de conservación arqueológica (del barco Odyssey Explorer) se encuentran actualmente llevando a cabo tareas de excavación y planes para los dos yacimientos", señaló la empresa en su comunicado.

En el caso de que se confirme la procedencia de los buques, los potenciales interesados recibirían de forma privada o pública la correspondiente notificación, al igual que ha sucedido en el caso de otros yacimientos arqueológicos descubiertos por la firma estadounidense, informó Odyssey Marine Exploration.

El gobierno español mantiene un contencioso con la compañía norteamericana al negarse ésta a proporcionar la información solicitada sobre el valor y el origen del pecio hallado en mayo 2007 en aguas internacionales, frente a las costas del Algarve portugués.

Por ello el Gobierno español terminó presentando una demanda ante un tribunal federal de Tampa, cuya resolución dictada, en marzo de 2008, señaló que Odyssey tendrá que desclasificarla y facilitar el nombre del buque.

En mayo de 2008, España presentó pruebas de que el barco expoliado era el buque español Nuestra Señora de las Mercedes. El proceso de moción de protección que siguió Odyssey con el descubrimiento de la polémica es el mismo que ha seguido ahora.

Ayer el barco de Odyssey Odyssey Explorer se encontraba atracado en Fowey y el Ocean Alert estaba en el puerto de Falmouth, al sur de Inglaterra en ambos casos. El Explorer ha estado las últimas semanas emitiendo señales satélite en una zona del Canal de Mancha al suroeste de Gran Bretaña, no tan lejos de tierra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios