Odyssey dice que las conclusiones del Estado español son "precipitadas" y "poco rigurosas"

  • Según la empresa, el Gobierno no tiene "pruebas definitivas" sobre la procedencia del pecio

La empresa estadounidense Odyssey criticó ayer las conclusiones "precipitadas" a las que ha llegado el Gobierno español sin tener "pruebas definitivas" sobre la identidad del barco del que procede el tesoro encontrado hace un año.

Odyssey emitió ayer un comunicado en repuesta a la conferencia de prensa del jueves en Madrid del abogado que representa a España en el caso, el estadounidense James Goold, y de representantes del Ministerio de Cultura. La empresa norteamericana muestra su sorpresa con las conclusiones a las que ha llegado España y reitera que "no hay pruebas suficientes" para afirmar que el tesoro procede de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.

El comunicado de Odyssey reitera que no hay pruebas suficientes porque no hay restos de la fragata en el área donde fue encontrado el tesoro de monedas de oro y plata valorado en 500 millones de dólares (casi 324 millones de euros).

"Lo que hemos encontrado hasta el momento es aparentemente la carga de un naufragio y no los restos del navío", afirma el comunicado de Odyssey. "Es también sorprendente que el Reino de España haya llegado a la conclusión (sin ninguna duda) de que el tesoro del Cisne negro es del Mercedes después de ver las fotos y vídeos que no muestran ni el casco ni restos del buque y sólo se ven ejemplos insignificantes de las monedas del lugar", señala el comunicado. "Creemos -prosigue- que el proceso científico, la integridad arqueológica y el rigor histórico no se han respetado con conclusiones precipitadas y confirmando la identidad sin pruebas decisivas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios