Noche de quejíos flamencos en el Palacio de Congresos para Quino Román

  • El afamado guitarrista linense ofrece los primeros acordes del festival que sus amigos y una gran cantidad de artistas quisieron brindarle en un anfiteatro que presentó un lleno absoluto en su ciudad

El guitarrista linense Quino Román se rodeó ayer de toda su familia y de sus mejores amigos en el Palacio de Congresos, donde un gran número de artistas ofrecieron su arte y su tiempo para dedicárselo a este espectáculo, que llenó de quejíos flamencos la noche en la ciudad.

Alrededor de las 10:30 se abrió el telón y se dejó el anfiteatro principal en penumbra para oír los primeros acordes de la guitarra del tocaor. Unas notas con gran sentimiento que por sí solas silenciaron al público que aún intentaba acomodarse en las pocas butacas que quedaban libres.

El artista se quedó sentado, apoyado en la guitarra que dejó de pie sobre su pierna, mientras Antonio de Lara presentaba el festival. "Esta noche se cumple el deseo y la justicia de reunirnos donde la cultura toma vida para reconocer la aportación al flamenco de Quino Román desde este rincón marinero que tanto ha dado al arte", y continuó con una semblanza del homenajeado. De él dijo que comenzó a dar sus primeras clases a los 16 años con el maestro Andrés Muñoz, y desde ahí, multitud de espectáculos, cantaores, tablaos y montajes, como el Amanecer en Granada por el aniversario del nacimiento de Federico García Lorca, llenan su currículum profesional, si bien no dejó escapar la ocasión para destacar la calidad humana del guitarrista.

Tras él, tomó la palabra Onofre López, que agradeció al Ayuntamiento de La Línea, a los presentes y sobre todo a los artistas. "Si el flamenco tiene un reino, él es uno de sus príncipes, es de este mundo y se llama duende", dijo repitiendo las palabras publicadas por el periodista Juan José Téllez sobre Quino Soler.

Los sones más modernos llegaron con la primera actuación, que protagonizó el trío Son de Sol. Comenzaron con Veneno de su nuevo disco, hicieron una versión de Soy la que sufre por tu amor de Las Grecas y acabaron con unas bulerías.

Tras ellas quedaba toda una noche de actuaciones con una larga lista de artistas: Aurora Vargas, Pansequito, Chiquetete, Miguel Poveda, Erika Leiva, Juan Villar, Rancapino, Canela de San Roque, Son del Sol, Manuel Gerena, Nano de Jerez, El Ecijano y Paco Peña. Al baile estuvo David Morales y a las guitarras Niño Jero, Diego Amaya, Chicuelo, Francisco J. Gimeno, Niño de la Leo, Frank Cortés y Tomatito, el último que confirmó su actuación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios