Niños, andaluces y sin amigos

  • La Fundación Márgenes y Vínculos ha estudiado la situación de los menores de origen extranjero que viven en la comunidad. José Luis Roca los ha retratado. El resultado, en una muestra en Algeciras

Los 9 años de José Ricardo recuerdan que las cosas son más sencillas que lo que se empeñan los adultos: "Mi padre es de Portugal y mi madre de Francia. Yo nací en Gaia. Soy español y portugués. Soy español porque estoy en el país español".

José Ricardo reside en Conil y es uno de los más de 80.000 niños de origen extranjero que viven hoy en Andalucía. Durante 2007 un equipo de investigadores de la Fundación Márgenes y Vínculos estudió las condiciones de vida de estos menores, con 160 entrevistas a ellos mismos, a sus padres y madres, a profesores, a voluntarios de ongs... En Cádiz, Sevilla, Málaga, Huelva y Almería.

Ahora -y hasta el 30 de diciembre- José Ricardo, sus palabras, integran uno de los paneles que cuelgan en el claustro de la Fundación Municipal de Cultura de Algeciras. Encima una fotografía de José Luis Roca muestra a un pequeño con la cara pintarrajeada de Spiderman, como haría cualquier niño fan del superhéroe, qué importa de donde sean él o sus padres.

Márgenes y Vínculos ha tratado de dar a conocer historias tiernas y duras, de soledad, incomunicación, incompresión o rechazo, para proclamar que estos menores de origen extranjero son los nuevos andaluces y no los llamados inmigrantes de segunda generación. Así se llama la exposición, Somos los nuevos andaluces, que se inauguró ayer, que también irá a Cádiz y que pretende recorrer toda la región.

Es necesario. "Mis hijos, más que estar integrados, están asimilados en su comunidad", cuenta la argentina Mónica desde Roquetas. Es necesario para Aicha, 14 años, Málaga: "Ahora me gusta un poco más España que cuando llegué, pero lo que me gustaría de verdad es volver a Guinea. Mis padres dicen que quieren volver en el futuro, más adelante. Pero a mí me gustaría volverme ya. En el colegio no tengo amigos".

Los responsables del proyecto regresaron y le pidieron al sanroqueño José Luis Roca -premio Ortega y Gasset, ex fotógrafo de Europa Sur y ahora de El Periódico de Cataluña- que hiciera él el recorrido con su cámara. Roca trabaja con la luz, el enfoque y el encuadre y esos niños, a contraluz, a la carrera, de espaldas o sólo una mirada, pueden ser cualquier niño. No son los protagonistas de los testimonios, pero lo importante es la idea. La idea es que son los nuevos andaluces.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios