La isleña Niña Pastori triunfa ante el público algecireño de Las Palomas

  • La plaza de toros congrega a más de 4.000 asistentes, que esperaron con ansia la llegada de la cantante · La artista comenzó su actuación con la canción 'Pintaré de azul'

Comentarios 8

La cantante isleña Niña Pastori no defraudó ayer al público algecireño. Alrededor de unas 4.000 personas se congregaron allí para disfrutar del concierto, que arrancó con dos teloneros de excepción, el grupo Mushogitano y la cantaora La Manuela. La cañaílla, espectacular con un vestido azul, salió al escenario pisando fuerte, obteniendo por parte de los asistentes una cálidad acogida.

El concierto comenzó a las 10:45 horas con la actuación del grupo Mushogitano, que en los cuatro temas que interpretó hizo disfrutar a los asistentes con sus mezclas de fusión, funk y flamenco. Después, aproximadamente a las 11:20 horas saltó al escenario del coso algecireño, la cantaora flamenca La Manuela. Con total entrega, la joven promesa, hizo emocionar a muchos de los que allí se encontraban, entre ellos vecinos de su calle que aclamaron cada gesto de la cantante.

Hacia las 12:00 horas irrumpió en el escenario la gran artista. Arrancandose por bulerías, la Pastori comenzó el concierto interpretando su nuevo tema Pintaré de de Azul, con el que consiguió arrancar grandes ovaciones de un publico totalmente entregado.

El segundo tema de la noche, Somos marineros, comenzó con un buen acompañamiento a palmas, que completó con su espectacular y sentimental estilo la isleña. Al terminar la canción, Niña Pastori dirigió a los asistentes unas palabras la con las que consiguió meterse en el bolsillo al respetable. "Esta es una tierra a la que admiro mucho y estoy muy contenta de volver, ya que hacía muchos años que no pasaba por aquí", comentó la Pastori.

La isleña también cantó algunos temas de sus otros discos, como la conocida canción Imposible. Al comenzar a interpretar Vagabundo, Niña Pastori se puso en pie y luciendo su magnífico vestido que ondeaba por la suave brisa de la noche algecireña, consiguió arrancar varias aplausos del público,al que se acercó para sentir más cerca.

Con melodías cargadas de sentimiento y pasión, los algecireños pudieron disfrutar ayer de una Niña Pastori, bella y radiante,a la que la maternidad ha sentado más que bien. En este nuevo trabajo discográfico Esperando a verte que vio la luz el pasado enero y puso fin a su silencio musical de más de tres años.

En este álbum la cantante demuestra madurez y exhibe más que nunca su faceta de cantaora. A pesar de ello, en su nuevo trabajo hay de todo, desde tangos hasta fandangos de Huelva, pasando por soleá, bulerías, mineras y alegrías.

Con alguna que otra mirada cómplice hacia su marido Chaboli, percusionista y compositor, la cantante disfrutaba interactuando y hablando con su público, así como con los músicos que se encontraban sobre el escenario: Samara Amaya y Ana Núñez,(en los coros), Katumba, Ramón Torres, Antonio Ramos Maca, Adrián Schinoff, Manuel Monge, y como no, Chaboli.

Al cierre de esta edición, el concierto transcurría sin ningún tipo de incidencia y se esperaba con expectación que la artista cantase varios palos flamencos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios