Niña Pastori desarma las tablas del Florida con su derroche flamenco

  • La gaditana desborda el patio de butacas del teatro de Algeciras. Recorre en su espectáculo de casi dos horas las canciones de 'La orilla de mi pelo' y sus éxitos

Comentarios 4

El teatro Florida de Algeciras recibió ocho años después ayer para disfrutar, impregnarse, dejarse llevar y digerir a paso lento el derroche flamenco de Niña Pastori. La gaditana volvió a subirse al renovado escenario, después del rotundo éxito que le acompañó en el 2003 en este emblemático edificio, y que ha revalidado presentando su último album La orilla de mi pelo.

No vino con cualquier trabajo, no. La artista de San Fernando regresó al Florida con el disco que le ha valido para ganar en 2011 el Grammy Latino al Mejor Album Flamenco . Desde el pop-rock que desprende Y para qué o Que no te corten las alas hasta Cuando te beso, una de las canciones que más ha sonado del album. Así fue deslizando una a una las canciones. Apenas dejó letras o melodías por desatar sobre las tablas del Florida meciendo al público con la suavidad de Armagura y Somos la magia.

Desempolvó algunos de sus grandes éxitos que le han avalado disco a disco para mover al público sin más fuerza que su propia voz y un elenco estupendo de músicos, desde guitarras, batería, piano a la percusión de su incombustible Chaboli.

Con casi media hora de retraso dio comienzo el espectáculo. Con ropa cómoda salió el escenario la gaditana, en unos vaqueros pegados y camisa gris de brillantes, a bordo de unos altos tacones. Abrió la noche con recuerdos como Caprichos de mujer o Puede ser. Su cercanía con el público se desprendió desde el primer minuto. "Hay mucha gente aquí que quiero y muchos amigos". La fuerza de los aplausos probó la acústica del Florida, que se desarmó con su arte.

El público llenó el patio de butacas, tanto que se desbordó. El año pasado el éxito lo logró en La Línea con su visita y Algeciras ya le tenía ganas, y desde hacía tiempo. El concierto estaba previsto en el pabellón cubierto Ciudad de Algeciras, aunque el pasado lunes se anunció el cambio de ubicación. El contratiempo no restó las ganas de sus seguidores, que no quisieron perderse esta pequeña escala, aunque sí se notó por los pasillos y algunas sillas colocadas para la ocasión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios