El Museo del Istmo acoge la obra de la nueva expresionista Jeannette Leroy

  • La pintora francesa aterriza en La Línea en su primera visita a España con la muestra 'El reflejo del Adour' · Combina el color y los contrastes para dar vida a sus cuadros, plasmados en óleos sobre tela

El colorido y los contrastes inundaron ayer las paredes del Museo del Istmo de La Línea con la exposición Jeannette Leroy. El reflejo del Adour, organizada por la Fundación Unicaja, una muestra de óleos sobre tela compuesta por 13 obras en las que la polifacética pintora francesa refleja su entorno de vida: ríos, campos del sur de Francia y los Pirineos, así como aspectos íntimos de su personalidad.

Se trata de una muestra con la que la artista nacida en París visita España por primera vez con obras de gran formato que combinan óleos únicos, dípticos e incluso trípticos. La obra más grande de la muestra, Entre deux absences (Entre dos ausencias), alcanza los dos por cuatro metros y en ella la artista combina los negros sobre los blancos. O Roses evidentes, un tríptico de un metro y medio por casi cinco, en el que Jeannette combina el rosa y el violeta junto a los verdes.

"Su característica es un virtuoso juego en la utilización del color, siempre con una caligrafía delicada y vigorosos trazos llenos de una pasión contenida", explica Felipe Faraguna, director de la Obra Social de Unicaja.

Cada una de las obras sumerge al espectador en distintos estados de ánimo y ambientes dependiendo de la luz, los colores y los contrastes que Jeannette escoge para sus creaciones: el brillo de las aguas, el esplendor de la primavera y las flores, así como los tonos más ocres para recrear el otoño. Todo, en un contexto plástico cercano al expresionismo, según Faraguna, quien apunta que "su personalísima producción es de difícil clasificación y se ha desarrollado generalmente en el ámbito de una figuración sugerida, siempre desde unos parámetros muy personales".

Leroy estudió pintura en París pero no fue a ésta a la que se dedicó profesionalmente, sino a la redacción y a la fotografía en diversas revistas de moda tanto de Europa como de América. Además de a la pintura también se dedicó al dibujo, faceta en la que tuvo una gran aceptación por parte de los galeristas.

La exposición, que permanecerá abierta hasta el 4 de septiembre, se inaugura en La Línea y recorrerá varias provincias andaluzas, además de Melilla. La muestra se inauguró el jueves a las 21.00 horas en el Museo del Istmo de la plaza de la Constitución. Acudió la concejal de Cultura, Paqui López, el director de la Obra Social de Unicaja, Felipe Faraguna, y el comisario de la exposición, Antonio Niebla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios