Muere Robert Graham, escultor "radicalmente fascinante"

  • El artista, esposo de Anjelica Houston, es autor de numerosos monumentos de Estados Unidos

Comentarios 1

El escultor y arquitecto mexicano-estadounidense Robert Graham, esposo de la actriz Anjelica Houston y autor de numerosos monumentos repartidos por toda la geografía de EEUU, murió el sábado en Los Ángeles a los 70 años.

Graham fue autor, entre otras obras, de las puertas de bronce de 25 toneladas de la catedral de Los Ángeles, diseñada por el arquitecto español Rafael Moneo, o del monumento al compositor, director y pianista de jazz Duke Ellington en Nueva York.

El escultor protagonizó una controversia con sus dos monumentos de hombres sin cabeza y mujeres desnudas que realizó para los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles.

Otras obras suyas son un monumento al boxeador Joe Louis en Detroit y otro dedicado a Charlie 'Bird' Parker en Kansas, así como el Memorial a Franklin Delano Roosvelt en Washington.

En 1997, con motivo de la inauguración de una exposición en la Sala Diego Rivera, de Ciudad de México, el escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez se refirió a su obra como "radicalmente fascinante".

El escultor consideraba que el artista plástico debe estar al servicio de su tiempo y tener un compromiso con sus conceptos estéticos, sin importar, incluso, que la autoría de su obra quede en el anonimato.

Graham se casó en 1992 en Los Ángeles con Anjelica Houston, la protagonista de El honor de los Prizzi y La familia Addams, quien había finalizado una relación de más de quince años con el actor Jack Nicholson.

Según LA Times, el escultor llevaba enfermo seis meses y murió en el UCLA Medical Center.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios