Morante deja detalles artísticos en el inicio de su temporada mexicana

  • El sevillano da la alternativa en el coso de Pachuca al diestro local El Payo. Castella destaca por su firmeza y Garibay, a hombros

El mexicano Ignacio Garibay triunfó el domingo en la plaza mexicana de Pachuca y salió a hombros tras cortar un total de tres orejas y protagonizar lo más destacado de un festejo deslucido en líneas generales en el que tomó la alternativa Octavio García El Payo. La corrida estuvo condicionada, sobre todo, por el mal juego de los toros de Fernando de la Mora.

El que abrió plaza resultó un animal de feas hechuras y anovillado, con el que Morante decidió abreviar debido a la fuerte protesta del público. Sí que lo intentó con el segundo, en una faena de destellos pero que nunca llegó a tomar vuelo, siendo silenciado en los dos.

Sí que triunfó con fuerza Ignacio Garibay, que se mostró solvente y seguro con su primero mientras que aprovechó la buena condición con el segundo de su lote, tanto con el capote como con la muleta, en una faena que fue siempre a más. Cortó otras dos orejas y abrió la puerta grande.

Por su parte, Sebastián Castella vio en su primero cómo la gente se le echaba en contra debido a la paupérrima presentación de su toro. El francés lo intentó y por momentos consiguió meter a la gente de nuevo en la faena. El otro toro resultó incómodo en su embestida pero Sebastián estuvo firme, seguro y solvente.

El otro protagonista de la tarde, Octavio García El Payo, vio como Morante de la Puebla le cedía la muerte del toro 'Tauromágico', número 36. Ni ese toro ni el que cerró plaza le dio ninguna opción aunque con ambos el queretano mostró sitio y disposición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios