Molina, convencido de que España saldrá "victoriosa" del caso Odyssey

  • El ministro de Cultura ha definido este proceso como "un complicado envite" en el que había muchas dificultades · España prepara las pruebas que deberá presentar a mediados de agosto en Tampa

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, se mostró ayer convencido de que España "saldrá victoriosa" en el caso Odyssey, que ha entrado, dijo, en su "fase final" después de año y medio de juicio en Tampa (Florida) contra la empresa cazatesoros.

Molina insistió en que el Gobierno español "sabe perfectamente" que el buque del que la empresa estadounidense extrajo un tesoro valorado en unos 500 millones de dólares es un buque español, el Nuestra Señora de las Mercedes, hundido en 1804.

El responsable de Cultura, que hizo estas declaraciones en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo tras inaugurar un curso sobre Francisco Umbral, definió este proceso como "un complicado envite" en el que había muchas dificultades, teniendo en cuenta además que la empresa ha utilizado "las artes de la antigua piratería" para llevarse las monedas y los objetos del buque.

También recordó que en estos últimos meses ha estado defendiendo la postura española en Bruselas y en El Salvador, ante los ministros de Cultura de la UE y de Iberoamérica.

España está ahora preparando las pruebas que deberá presentar a mediados de agosto ante el juzgado de Tampa para justificar que La Mercedes es un "barco de Estado", que pertenecía a la Armada española y goza de inmunidad soberana.

Después, la empresa cazatesoros tendrá a su vez un plazo de 60 días para contestar a la reclamación del Gobierno español.

Hace ya un mes la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) solicitó al Gobierno de su país que reclame el tesoro del Nuestra Señora de las Mercedes, el buque hundido del que, según España, Odyssey sacó en 2007 un tesoro valorado en más de 500 millones de dólares.

El ejecutivo español reclama íntegramente el botín. Según los archivos históricos consultados por el Gobierno español, el Nuestra Señora de las Mercedes se construyó en 1788 en La Habana para la Real Armada Española y se inscribió en el registro oficial de la Armada como una fragata.

Los mismos archivos documentan que Las Mercedes estuvo al servicio militar de España como buque de guerra de la Real Armada desde que comenzó su servicio activo en 1789 hasta su naufragio en octubre de 1804, frente a las costas del Algarve portugués.

Por su parte, Jaime Delgado, titular de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios, indicó que Perú debería sumarse a la reclamación de España contra la compañía estadounidense porque el tesoro que se transportaba en dicho barco eran monedas de oro y plata acuñadas en Lima.

"Si se comprueba que esas monedas se acuñaron en el Perú, con oro en verdad sustraído del Perú, entonces, más allá de los acuerdos internacionales, existe un tema ético y moral", subrayó Aspec.

Odyssey y el Gobierno español debatieron a principios de junio en un tribunal de Florida (Estados Unidos) sobre los procedimientos y las próximas audiencias del caso. "El juez emitirá, probablemente en breve, una decisión sobre el calendario de vistas", dijo en un comunicado James Goold, el abogado que representa al Estado español .

Fue la primera vista en que las dos partes se encontraron después de que el Estado español asegurara el 8 de mayo pasado que no había duda de que el tesoro sustraído por Odyssey procedía del Nuestra Señora de las Mercedes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios