El Ministerio dedicará 300.000 euros anuales al Parque Cultural del Cerro

  • Marset anuncia el nacimiento en Hytasa de un "polo de referencia" de la creación y la producción escénica "al nivel de ciudades como Berlín, Nueva York y Londres"

Lo que se convocó como una presentación ante la prensa para explicar la creación de un Parque de Industrias Culturales en el Cerro del Águila era en realidad, según corrigió ayer el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, una "reunión informativa" con algunos nombres de la escena local, entre ellos el propio Távora, Cristina Hoyos, Antonio Pérez (de Maestranza Films), Antonio Álamo, Ricardo Iniesta (Atalaya-TNT) y José María Roca (Producciones Imperdibles). Y efectivamente, una vez dichas las palabras que cada uno de los comparecientes quería pronunciar -Monteseirín, Távora y Juan Carlos Marset, director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música- la reunión informativa se disolvió.

El proyecto de marras consiste en transformar "las antiguas fábricas del Polígono Hytasa en modernas factorías de cultura", de lo cual, dice Marset, resultaría un "polo de referencia de la cultura española" que pondría a Sevilla al mismo nivel de "Berlín, Londres o Nueva York", según el actual responsable del Inaem -del Ministerio de Cultura- y antiguo delegado municipal de Cultura.

Este proyecto "no hay que crearlo", porque es un "tren que ya está en marcha", dijo Marset, que invita a los creadores sevillanos a pedir su sitio en él y a sumar esfuerzos e iniciativas. Entre este año y 2012, el Ministerio de Cultura "se compromete" a destinar 300.000 euros anuales al Parque de Industrias Culturales del Cerro del Águila y a entrar a formar parte del consorcio que lo gestionará. Éste estará integrado por el Ayuntamiento, el Ministerio y, supone Marset, también por el resto de las administraciones. Esa cantidad se empleará en la rehabilitación y adaptación de salas y espacio escénicos y en la compra de equipamientos para sus producciones.

Las otras medidas concretas anunciadas por el director del Inaem, "padre de la criatura", según el alcalde, son las siguientes: firma de contratos-programa con las salas de teatro y danza, que incluirán ayudas para giras nacionales e internacionales y para la organización de certámenes y muestras (materia a la que dedicará "más de un millón de euros" sobre un presupuesto total de siete para toda España); y el establecimiento de acuerdos de coproducción y colaboración entre las entidades que formen parte del Parque con las entidades que dependen del Inaem. Si se suma, continuó Marset, el millón de euros que reciben proyectos de Sevilla a través de "ayudas ordinarias", los creadores de la ciudad percibirán "dos millones".

Esto, afirmó en alusión a críticas recientes del PP, no es "untar" a los artistas, sino proporcionarles "incentivos" a cambio de la "corresponsabilidad" de los creadores, sujetos al "cumplimiento de objetivos", pues su trabajo debe ser "de interés público y general". De hecho, "en América", sostuvo Marset, ya se habla del "modelo Sevilla", que ahora ha asumido el Ministerio.

Salvador Távora, por su parte, aseguró que los vecinos del barrio están "muy contentos" por el impacto social y económico que se espera que tenga este proyecto, "uno de los primeros intentos serios" de llevar la cultura a "todas las partes" de la ciudad y una "conquista" en materia de "descentralización" urbana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios