Melocos, número 1 de Los Cuarenta

  • La banda gaditana arrebata el primer puesto a la cantante estadounidense Rihanna, merced a la colaboración de la vocalista de la Quinta Estación

El grupo gaditano Melocos se convertirá hoy en número uno de Los 40 Principales, la lista de éxitos por antonomasia de la Cadena Ser. La banda, formada por jóvenes universitarios, arrebata el primer puesto a la cantante estadounidense Rihanna, merced a la colaboración de la vocalista de la Quinta Estación en su tema Cuando me vaya, cuya ascensión imparable se consuma esta semana en la radiofórmula de Prisa. Melocos se sitúa así por encima de figuras internacionales como Chambao, Nelly Furtado o Pereza, Juanes, Alicia Keys o los catalanes Estopa, que acaban de estrenar disco con polémica.

El pop-rock de Melocos, entroncado en la tradición de la nueva ola hispana, se consolida así en el complejo y azaroso mundillo musical de la Piel de Toro, merced a la tenacidad de sus músicos y una audaz promoción que continuará con la reedición del primer disco del grupo incluyendo la pieza a dúo con Natalia Jiménez. El disco fue nominado a los premios MTV Music Awards y 40 Principales. El grupo revelación vive estos días momentos de gloria, no sólo por su número uno, sino por su participación en la presentación oficial del equipo Repsol de Motociclismo, compartiendo flashes con Dani Pedrosa, intercambiando guitarras por cascos. Los chavales, además, disponen ya de una agenda de conciertos interesante, que rubricarán el 24 de agosto, en la playa de la Barrosa de Chiclana como teloneros de Hombres G, uno de sus grupos favoritos junto a Secretos, Nacha Pop y otros. Los chavales, lejos de creerse ya figuras rutilantes del mundo de los fans, llevan una vida normal, aprovechan la oportunidad para conocer a sus ídolos musicales y aprenden a cada paso que dan.

Melocos, radicado en El Puerto de Santa María aunque casi todos sus componentes estudian más allá de la provincia gaditana, está compuesto por Jaime Terrón a la voz, Gonzalo Alcina como guitarra solista, Manu Jurado a la rítmica, Andrés Ortiz a la batería y Antonio Suárez al bajo. No superan los 21 años. Pertenecen a familias de notable cultura musical, como Gonzalo; su padre tocó la batería con los legendarios Abunai, en los años sesenta, donde también tocó su tío Fernando. Curiosamente, los cuatro primeros de la formación ya eran amigos en el colegio, se unieron por pura afición y continuaron así hasta la Universidad. Fueron modelando su estilo hasta que el empresario Barroso, conocido por Don Algodón se fijó en ellos, como diamante en bruto, y les firmó un contrato que ha propiciado la grabación del disco, producido por Alejo Stivel, quien fuera cantante de Tequila. Por cierto, el rumor no cesa: los supervivientes de Tequila ya están ensayando para reaparecer en breve.

Mientras el disco de Melocos sube al cielo de Los 40, el nuevo trabajo de Estopa causa conmoción por diversas razones. Allenrock, que traducido resulta Cornellá al revés, ha sufrido en sus carnes los gajes del pirateo actual. Días antes de su publicación oficial, el álbum ya podía bajarse en internet -una canallada, más propia del espionaje industrial que otra cosa, que le costará caro al grupo de los hermanos Muñoz, que no salen de su asombro-. En diversos lugares cibernéticos especulan con que el disco "mangado" de Estopa ya ha obtenido un cuarto de millón de descargas ilegales, aunque nadie sabe cómo se puede calcular esta cifra. David y José no se fían ni de su discográfica, según insinúan en algunas declaraciones públicas, y anuncian que llevarán el tema a la Justicia. Sospechan que alguien filtró el disco quince días antes de su edición a una emisora de radio suiza, que lo colgó durante tres días en su web. El disco, claro está, corrió como la pólvora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios