'Litoral' con la mejor banda posible'Litoral' con la mejor banda posible

  • La revista malagueña edita un monográfico sobre el rock español desde los años 60 hasta hoy con letras inéditas de Antonio Vega, Loquillo, Siniestro Total y BarricadaLa revista malagueña edita un monográfico sobre el rock español desde los años 60 hasta hoy con letras inéditas de Antonio Vega, Loquillo, Siniestro Total y Barricada

Decía Bob Dylan que no hay tiempo para leer poesía, pero sí para escucharla. La letra de una canción puede ser esa suerte de verso sonoro que posee la facultad de perdurar en el imaginario colectivo. El rock no ha sido ajeno a ese privilegio y Lorenzo Saval rescata las palabras del genio de Blowin' in the wind parajustificar el nacimiento de todo un "concierto sobre papel". El artífice de Litoral, la revista malagueña de poesía, arte y pensamiento acaba de editar un monográfico dedicado por entero al rock español. La edición -apta para coleccionistas- incluye colaboraciones de lujo como las de Santiago Auserón, Lapido, German Coppini o Albert Pla, y textos inéditos como los manuscritos de Antonio Vega.

La idea de este homenaje al género patrio tuvo su germen hace muchos años en otro proyecto similar. En 1969 Saval recortaba a la hija de Ginger Baker, esa niña desnuda de la carátula del disco Blind Faith con un avión de metal en la mano. Su imagen fue el centro de un collage que ilustraba la portada de La poesía del rock, uno de los números de Litoral más respetados y buscados, que incluía un poema inédito de Leonard Cohen.

En aquel momento, el editor e ilustrador chileno afincado en Málaga ya tenía en mente dedicar un homenaje en papel a la poesía del rock escrito en español. Saval necesitaba un coordinador experto en el género y un protagonista igual de experimentado. Manolo Bellido y Sabino Méndez aceptaron la propuesta y ahora sale a la calle con más de cuatro mil ejemplares un volumen que repasa las mejores voces y guitarras ibéricas desde los años 60 hasta la actualidad. La palabra de Carlos Tena, Pau Riba, Nacho Campillo ó Kiko Veneno se completa con el pensamiento desde la otra orilla de periodistas y críticos como Jesús Arias, Luis Clemente o Jesús Ordovás.

"También hay un apartado de nostalgia, un repaso al pasado a aquella letras que marcaron una época", matiza Saval para referirse a la inspiración de Ramoncín, Leño o al mismísimo Pedro Almodóvar y Fanny McNamara en ese "Voy a tener un bebé, lo vestiré de mujer, le incrustaré la nariz, lo llamaré Lucifer". La movida madrileña también está presente en esta travesía hacia atrás, "con letras muy significativas de esa etapa; está Carlos Berlanga y, por supuesto, La chica de ayer de Antonio Vega, el gran poeta del rock junto a Sabina", sostiene Saval.

Precisamente al trovador del bombín dedica Litoral unas páginas con fragmentos de sus letras bajo el lema Inventario e ultramarinos en clara alusión a ese collage con el que el editor de esta revista acompañó una de las giras de Sabina. El trayecto continúa con parada en Vainica Doble, en el rock y su vinculación con el flamenco, en los primeros discos de la progresía y hasta en el heavy y el punk, "con esas letras irreverentes de Extremoduro hacia la religión ", comenta.

Santiago Auserón firma Métrica española y ritmo negro con ilustraciones de José Antonio Diazdel. "Se hablan al oído, se tientan en lo oscuro, quisieran repetir un primer encuentro furtivo, pero cada uno de ellos, buscando al otro, se pierde en el abismo que los une", reza el alma mater de Radio Futura. La descripción pretende traducir ese matrimonio entre el verso español y la canción popular contemporánea.

Si Litoral ha llegado a ser una revista de culto (fundada en 1926 por Emilio Prados y Manuel Altolaguirre) se lo debe en partes iguales a fondo y forma. En esta ocasión la imagen se inunda de portadas de discos, cómics y otras ilustraciones que llevan la firma de Javier Aramburu, Cristina Narea, Oscar San Martín o Ceesepe, entre otros.

La tripulación de este buque de partituras no podría llegar a buen puerto sin uno de sus patrones, Miguel Ríos. El rockero, a punto de cortarse la coleta define a los maestros del género como "alquimistas de un idioma irreductible" , o lo que es lo mismo "tipos raros que transformaron la poesía en movimiento".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios