Lección magistral de Ponce que sale a hombros en la última de Fallas

  • El diestro valenciano cuaja una gran faena ante un encastado toro de juanpedro

Enrique Ponce cortó dos orejas y salió ayer a hombros en el último festejo de la Feria de Fallas tras una gran faena al cuarto de la tarde en la que el torero valenciano embelesó en la muleta a un encastado toro de Juan Pedro Domecq con calidad y duración en su embestida al que el diestro cuajó varias series de muletazos con expresión, sentimiento, relajo y mando. Con el público volcado le ligó tres circulares con la pierna flexionada que formaron el desideratum en la grada. De haber acertado con la espada le hubieran pedido el rabo. Tras dos pinchazos, dos descabellos y dos avisos, todavía cortó una oreja.

Previamente realizó una faena de gran contenido lo que le valió para cortar otra oreja al primer toro. El torero de Chiva sorteó a un animal noble al que sacó partido a base de tesón en una faena de largo metraje, buscando el fondo del toro en la que destacaron los compases sobre la mano izquierda y los adornos del final.

Por su parte, José María Manzanares se enfrentó en segundo lugar a un animal de poca transmisión con el que fue aplaudido mientras que en el quinto consiguió varios muletazos de buena composición a los que faltó la ligazón necesaria para calar en el tendido y levantar la faena.

Completó la terna, David Esteve quien trató de suplir con ilusión y ganas su lógica falta de rodaje en la tercera corrida de su trayectoria profesional. Su voluntad le costó dos fuertes volteretas en el tercero, que no mermaron su ánimo, aunque no pudo sacar nada positivo en la tarde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios