'Kiki' atrapa una vida tradicional y ya olvidada en 'Los oficios de la medina'

  • El fotógrafo gaditano expone en Algeciras su retrato sobre los empleos y las ocupaciones del barrio antiguo de Tetuán · La muestra está organizada por 'Europa Sur' y la Asociación de la Prensa de Cádiz

La vida late con fuerza en la medina de Tetuán. El joven recibe un legado de secretos del barro, un viejo arrugado despacha cáñamo y aquel bordador de bolsos, tan meticuloso, habla perfectamente español. En algunos rincones del barrio antiguo huele mal, resultado de curtir la piel con excremento de pájaro. Un señor avanza en bicicleta con un centenar de huevos frescos encartonados. En la medina de Tetuán late con fuerza una vida encapsulada en el tiempo, una existencia de hace 50 años que continúa vigente. Y cercada por la modernidad, como atestigua el tetra brik de tomate frito Solís que se asoma por detrás del vendedor de especias.

Este retablo -real, actual y dividido en 30 imágenes- es el que se puede contemplar en la exposición Los oficios de la medina, del fotógrafo gaditano Joaquín Hernández Kiki. La muestra, organizada por el diario Europa Sur y la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC), en colaboración con la concejalía de Cultura de Algeciras, se inauguró ayer en la Fundación Municipal José Luis Cano, en cuyo claustro permanecerá colgada hasta el próximo 15 de marzo. Tras haberse podido ver con anterioridad en el Instituto Cervantes de Tánger y en el de Tetuán, la colección se descubre por primera vez ahora a este lado del Estrecho.

El autor retrata los oficios y las ocupaciones de la gente de la medina marroquí, prácticas extinguidas en Europa. Detrás de cada mirada se adivina una historia digna de ser relatada y con esos empleos se filtra y, en consecuencia, conoce la cotidianidad del lugar. El mérito de Kiki es enseñar a un alfarero posando con sus vasijas recién moldeadas y que en la instantánea se vea a un hombre que se ha levantado temprano y que es feliz. Es una serie de imágenes producidas entre 2005 y 2007 -aunque el proyecto sigue aumentando con nuevas capturas- y en elegante blanco y negro, para que el color no distraiga del verdadero fondo de la cuestión, atrapar el alma del barrio.

La interesante exposición abrió ayer con la presencia del propio artista, que estuvo acompañado por Alberto Grimaldi, director de Europa Sur; Fernando Santiago, presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz; e Inmaculada Nieto, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Algeciras.

Con motivo de su 20 y 100 aniversario, respectivamente, Europa Sur y la APC firmaron un convenio de colaboración con el objetivo de fomentar la cultura en Algeciras y en el Campo de Gibraltar. Se trata de un acuerdo "con vocación de continuar" en el futuro al margen de las efemérides, precisó Grimaldi, "porque todo esfuerzo por traer cultura a la ciudad y a la comarca es bueno", añadió.

Santiago consideró "un honor" poder disponer y enseñar la obra de Kiki y más todavía porque se trata de "una exposición extraordinaria". El autor, por cierto, observó el claustro de la Fundación Municipal de Cultura José Luis Cano como un espacio ideal para mostrar sus trabajos.

Nieto expresó su satisfacción por poder contribuir al realce del proyecto en común de Europa Sur y la APC, al tiempo que agradeció al periódico y a la asociación su interés en celebrar actividades culturales en la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios