La Junta anuncia una excavación en el edificio sureste de Baelo Claudia

  • El proyecto está previsto que comience este mismo año y se prolongue hasta 2017. Permitirá conocer una zona hasta ahora desconocida, bajo el suelo de la pista militar

Comentarios 1

La Comisión Provincial de Patrimonio, que preside la delegada provincial de Cultura de la Junta en Cádiz, Yolanda Peinado, comunicó ayer que un proyecto de investigación arqueológica se llevará a cabo en las ruinas tarifeñas de Baelo Claudia a partir de este mismo año. Fruto de este programa de investigación, se podrá excavar en una zona en la que hasta ahora solo se habían hecho sondeos para retirar la pista militar construida a mediados del siglo pasado.

Según la Delegación Provincial de Cultura, dicha pista se encontraba sobre el edificio objeto de esta investigación, en el sector sureste del conjunto monumental, situado al norte del decumanus maximus.

Un profesor de la Universidad francesa de Burdeos, Bertrand Goffaux, es el arqueólogo investigador que dirigirá el proyecto junto al personal técnico del propio Conjunto Arqueológico. Dicho proyecto forma parte de las actividades de colaboración que realizan de forma conjunta la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la Casa Velázquez, fruto de un convenio suscrito entre ambas partes en 2009 con el objetivo de desarrollar actividades científicas en Baelo Claudia.

Esta investigación es de "gran importancia" para la ciudad hispanorromana, ya que este extremo sureste del área del foro es el único que queda sin excavar. Como explica el autor del proyecto, su objetivo es doble, siendo el primero el de detallar las diferentes fases de construcción, ocupación, restauración, reforma, reutilización y abandono para obtener una visión dinámica de esta zona, desde los años de fundación de la ciudad hasta su abandono definitivo.

Asimismo, tras los trabajos de excavación se desvelará una visión diacrónica que permitirá comprender mejor la articulación de los espacios públicos y privados durante las diferentes fases de la evolución urbana. En este sentido, las conclusiones del proyecto servirán para conocer la circulación urbana en la ciudad, relacionada con los edificios -religiosos, políticos, comerciales, artesanos- y con la naturaleza de las vías de comunicación: calles, callejones, plazas o aceras. Es decir, que se podrá conocer en profundidad el tipo de circulación y tráfico que se practicaba en la ciudad, así como las relaciones sociales y culturales establecidas en torno a la composición física de la misma.

Para ello, el proyecto se desarrollará en seis anualidades, entre 2012 y 2017. Este año se pretende comenzar la excavación arqueológica en la zona del edificio del sureste, concretamente en los niveles tardoantiguos. En años sucesivos se excavarán los niveles altoimperiales y fundacionales, se estudiarán los materiales muebles y biofactos encontrados y, finalmente, con todos los datos obtenidos se intentará reconstruir la planta y el alzado de los edificios y espacios abiertos.

Este proyecto cuenta con el asesoramiento del investigador francés Pierre Silleres, un arqueólogo que estuvo trabajando en la ciudad hispanorromana hasta finales de la década de los ochenta. En cuanto al equipo de investigación, está compuesto por expertos de las universidades de Burdeos, Lille, Sevilla, y por personal técnico propio de Baelo.

La delegada provincial de Cultura, Yolanda Peinado, ha subrayado que este documento es el principio de un proceso que llevará a conocer mejor el Conjunto Arqueológico, ya que se excavará en un "sector estratégico" que completará los datos recopilados en anteriores investigaciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios