Julio Bocca mete al ballet uruguayo en el "Mundial" y lo trae a Europa

  • Al frente desde hace un año del Sodre, la formación afronta su primera gira internacional

Julio Bocca decidió bajarse de "las puntas" para dirigir las de otros bailarines con la misma "exigencia" que siempre ha puesto en su carrera. Sólo un año después de hacerse cargo del Ballet Nacional del Uruguay (Sodre), ya ha conseguido "pasar de cuartos" y su primera gira por Europa.

"Estamos entusiasmados con la gira. Haber logrado esto en un año es para mí muy importante. Es la primera vez que llega a España, a Europa, en sus 75 años de vida y para nosotros es como cuando Uruguay llegó a cuartos en el Mundial (de fútbol)", compara emocionado.

El bailarín argentino, uno de los mejores de su generación, es consciente de que aunque el nivel es "bueno" falta "mucho" hasta llegar al de las grandes compañías pero, subraya, "ya todos bailan de la misma forma".

Los bailarines del Sodre estrenarán el próximo 9 de julio en Segovia un programa que incluirá Nuestros valses, Doble corchea y Percusiones, de Vicente Nebrada, y Tango/ Candombe, de Ana María Stekelman, unas obras "muy lindas, agradables de ver y oír".

La gira continuará en El Escorial, Madrid, Pontevedra, La Coruña, Málaga, Vigo, Santiago de Compostela y concluirá el 30 de julio en Huelva, desde donde viajarán a Italia para actuar, el 19 y el 21 de julio, en Verona y Nápoles.

Bocca confiesa que cuando se propuso que la compañía debía hacer su primera gira nacional en 50 años tenía "miedo" del resultado, de la respuesta del público, pero le ha servido para comprobar que los uruguayos "tienen ganas de ver ballet" y que cada vez acude "gente más joven" a los teatros.

El trabajo que hace con la compañía, asegura, es "muy interesante" porque ha cambiado su estructura para adecuarla a los nuevos tiempos. Llos contratos de los bailarines, incluido el suyo, son anuales, y se hacen audiciones cada año: "Es la fusión entre el sistema público y el privado, y funciona muy bien. Antes trabajaban 5 horas y ahora 7. Ahora se respete la institución, así que si a final de año el bailarín no está en forma se pueda prescindir de él y dar paso a otro".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios