Juan Pinilla ofrece ante 50 personas un poético espectáculo flamenco

  • El cantaor granadino da un concierto de primer nivel, cargado de una profunda emotividad y con gran presencia de la poesía · Según la organización, no se venden más de cincuenta entradas

El cantaor Juan Pinilla ofreció anoche un concierto lleno de poesía, sentimientos y profundos homenajes. A pesar de ser un concierto de primer nivel, no había más de cincuenta personas entre el público.

La profundidad de la voz de Pinilla, mezclada con los jaleos y las notas flamencas del modo frigio que tocaban los guitarristas crearon una atmósfera nublada, con una gran importancia tanto de la armonía, como de la melodía y sus palabras.

El espectáculo que presentó anoche se titula Malditos. Según afirmó momentos antes del inicio del concierto, está teniendo muy buena crítica. "En parte, es un homenaje a los poetas malditos, como Baudelaire o Verlaine. También podemos considerar a Lorca como un poeta maldito. Los cantaores. Los cantaores malditos, como el Chino de Málaga o el gaditano Macandé tienen un hueco en el espectáculo". Le acompañaban Antonio de la Luz y David Caro a las guitarras y Fita Heredia y Encarni Heredia a las palmas y coros. Este espectáculo ha rodado por distintos países, que Pinilla ha visitado también para ofrecer otros conciertos y completar su formación.

"Es una gran responsabilidad actuar en Algeciras, donde la gente entiende de flamenco y es muy selectiva. En esta zona tienen paladares exquisitos", afirmó Pinilla antes de saltar al escenario.

Juan Pinilla, además de ser un excelente cantaor flamenco es crítico y columnista en un diario. Su dedicación al flamenco con mayor intensidad comenzó cuando empezó a estudiar la carrera de Traducción e Interpretación en la ciudad de Granada, donde se aposentó desde entonces.

Entró en los círculos del flamenco granadino, donde conoció a distintos aficionados y artistas de la ciudad. Frecuentó locales y peñas de flamenco, donde su voz se creó un espacio. Algunos de los maestros de los que aprendió en ese mundillo en Granada fueron Curro Albayzín, Curro Andrés, Paco Moyano, José Carlos Zárate y Francisco Manuel Díaz.

Entre sus galardones se encuentran varios premios en el prestigioso festival Internacional de las Minas de La Unión, en Murcia, incluyendo la Lámpara Minera del concurso de dicho festival, en el año 2007, que está considerado como uno de los reconocimientos más importantes del flamenco en la actualidad.

Algunas de sus influencias son notables cuando está en el escenario. En su página Web, él mismo comenta que, desde pequeño, era muy aficionado al flamenco, y en su casete sonaban melodías de "Chacón, la Niña de los Peines, Marchena, Caracol, Mairena, Manuel Vallejo, El Gloria o El Carbonerillo". Su familia también era muy aficionada al flamenco, por lo que siempre ha estado en contacto con este género musical.

Desde el año 2009 ha ofrecido distintas conferencias y clases magistrales sobre flamenco. Esto es una muestra más de porqué califican a Pinilla como "el cantaor intelectual".

Al cierre de esta edición, el concierto continuaba, con una gran expectación por parte de los pocos, pero atentos asistentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios