Juan José Téllez analiza con humor la idiosincrasia de Cádiz y la comarca

  • El escritor y periodista algecireño publica 'Teoría y praxis del gadita', una exploración sociológica con guasa de la provincia, cargada de referencias al Campo de Gibraltar y llena de personajes y anécdotas

Comentarios 2

El escritor y periodista algecireño Juan José Téllez acaba de poner en circulación el libro Teoría y praxis del gadita, su personal y humorística visión sobre la provincia de Cádiz, absolutamente cargada de referencias al Campo de Gibraltar. La obra se puede entender como una historia moderna y costumbrista o como una reflexión sociológica con guasa. "Es un estudio periodístico", prefiere definirlo el autor, aunque también aboga por "guía secreta" con cierta de la retranca que despiden sus líneas. Téllez, divertido y ocurrente, atrapa la idiosincrasia de estos lares con un desfile de personas, personajes, tramas, leyendas, recuerdos y anécdotas que ha publicado la editorial Almuzara.

En origen Teoría y praxis del gadita se concibió de Puerta Tierra para adentro, pero Téllez, marinero de las dos bahías, nacido en Algeciras y de abuela materna jerezana, ha propuesto "una mirada más cruzada". El título y sobre todo la aparición del término gadita puede conducir al equívoco por ello. Mas al contrario, el algecireño ha logrado una obra para todos, que hace unos días se presentó en la Feria del Libro de Cádiz y que ya se puede conseguir en las librerías. El encargo lo recibió hace tres años de Manuel Pimentel, pero hasta ahora no ha visto la luz.

Téllez aborda "ese enorme galimatías provincial" que es Cádiz. "Lo único que lo ha vertebrado realmente no ha sido la esforzada Diputación o las mancomunidades, sino los Comes", cuenta en el libro.

Y en el Campo de Gibraltar el algecireño tampoco se olvida de nada, de San Roque a Tarifa, pasando por supuesto por Gibraltar. Téllez tira pespuntes aquí y allá, a salto de mata por la geografía sobre todo humana de la comarca.

Uno de los muchos y breves capítulos en los que se articula el libro, por ejemplo, se dedica a Pepe Rebolo, del que Téllez, citando a Carlos Herrera, recupera la historia de cuando "Pepe el Titi gastó un dinero suculento en contratar a dos albañiles para que le tapiaran al otro Pepe la puerta del bar" y de cómo Rebolo respondió con un anuncio en Europa Sur reproduciendo una foto de el Titi con el texto: "Se ofrece cantaor para bodas, bautizos y juras de bandera". "Por supuesto el precio era ridículo y el teléfono, real".

Las personas y los personajes campan a sus anchas por las páginas del libro, como el aficionado a la parapsicología Rafael Tobajas, "que tras ser elegido concejal del PSOE en Algeciras pidió la delegación municipal de Cementerios, cargo que aprovechó para realizar alguna que otra psicofonía". Téllez habla de OVNIS en Pelayo, El Cobre o Getares y rescata al ufólogo Andrés Gómez Serrano, "que dejó de ser jefe de la Policía Local de Algeciras al aparecer en un programa televisivo del doctor Jiménez del Oso convenientemente uniformado para hablar de platillos volantes". También aparece quien "durante años paseó su torso desnudo, José Pérez y Pérez, de la familia de los Feos. Era chisparrero de Castellar y los lugareños le conocieron siempre como el Sincamisa; vivió así, en cualquier época del año, durante tres décadas, de los 60 a los 90".

Téllez habla de la Balona y de El Mirador, de El Tempranillo y Los Barrios, del viento de Tarifa, del año en el que el restaurante Los Remos sirvió la cena de los Nobel en Estocolmo o de Fernando Quiñones y La Línea, donde "fue contratado para pregonar la Velada y Fiestas. Fernando Quiñones acudió a la cita vestido con el uniforme sandinista que le había regalado el presidente nicaragüense Daniel Ortega. Terminó rompiendo el protocolo porque luego tenía que acompañar a la reina de la fiesta a hacer entrega de un ramo de flores a la patrona. Cuando llegó a las puertas de la iglesia de la Inmaculada, Quiñones se excusó: "Aquí me quedo, mi Reina. Como soy agnóstico, tú entregas las flores mientras yo me fumo un cigarrito".

"Me permito bromear sobre estas idiosincrasias, sobre esos tópicos que nos unen y nos distancian", subraya Téllez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios