Juan Gómez Macías captura la luz e indaga en las formas de imitarla

  • El artista vuelve a la galería Ramón Puyol de la Fundación de Cultura de Algeciras, que él inauguró, con 'Del mar y otras pesquisas' · Desde entonces, 1991, no realizaba una exposición individual en la comarca

Comentarios 1

El sol crepita sobre la arena y Juan Gómez Macías explica con ello el mundo y también lo entiende. No es astrofísica ni filosofía, sino pintura. Tal sonda artística y vital cae a plomo por sus nuevos cuadros, gobernados por la luz del Estrecho y el mar. Esas obras articulan la exposición Del mar y otras pesquisas, que ayer se inauguró en la Fundación de Cultura José Luis Cano de Algeciras, en la misma galería Ramón Puyol que Gómez Macías inauguró en 1991. Desde entonces no protagonizaba un muestra individual en el Campo de Gibraltar. Se puede visitar durante todo el mes.

El cuadro no es una pieza plana e inerte. El artista confiesa que desde su primera juventud así lo ha considerado. Ahora, cuando tiene pensado jubilarse a final de año, de nuevo lo constata. El hijo adoptivo de San Roque le pone las palabras al ejercicio de coherencia: "No me creo notable en ninguna de las facetas de mi vida. Eso sí, auténtico y fiel a mis principios a cal y canto".

Del mar y otras pesquisas: 19 cuadros (15 nuevos, dos de Cita en Punta Paloma y otros dos de Viento ilusorio del mar) y cuatro de esas pesquisas. Las obras parecen latir en efectos de inspiración o exhalación. Basamento ni plano ni inerte. El autor juega con relieves de plomo, estratos e hilos de colores y hasta dobla el papel por aquella esquina. Las pesquisas son exploraciones volumétricas, un estadio más en la evolución de este organismo pictórico.

Entre esas lomas se asoma "un paisaje muy concreto", con su luz y su mar, "donde verdaderamente me encuentro", precisa el también poeta y, siempre, agitador cultural. "Ese recodo de Valdevaqueros y Bolonia, ese es mi sitio. Ahí llevo pintando más de 25 años. Todo mi trabajo plástico ha salido de ahí. Lo mejor que he hecho en los últimos años", detalla.

La luminosidad y los colores explotan en las propuestas multiformes de quien se siente "muy al margen de cualquier tipo de movimiento, moda o cenáculo". "Aquel que no es fiel a sí mismo corre el peligro de caer en la impostura", asevera. Quizá por ello el artista inauguró la muestra con una furibunda denuncia del reciente ataque de Israel a una flotilla humanitaria. Porque así entiende el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios