José Tomás pasa inquieto la primera noche tras la doble cogida grave

  • El torero, que evoluciona con normalidad y estaba muy animado en la cura de la tarde de ayer, estará ingresado al menos hasta mañana, y pierde los festejos de hoy en Gijón y el jueves en San Sebastián

El matador de toros José Tomás convalece, evolucionando favorablemente de sus heridas, en la clínica "Los Álamos" de Jerez, centro médico en el que permanece ingresado por segunda vez, ya que allí se repuso también de la cornada grave que sufrió en la pasada Feria del Caballo de Jerez.

El diestro, que ha pasado la noche sin fiebre, se mostró muy animado durante la visita y cura que le efectuó al término de la tarde de ayer el doctor Mendoza Román, cirujano de la plaza de toros de El Puerto, que le atendió en la enfermería tras la cornada.

El primer toro de la suelta cogió durante la faena de muleta a José Tomás al rematar una serie con la derecha, tras intentar vaciar la acometida del toro con un pase de las flores. El astado fue al bulto descubierto y, tras una voltereta, ya en el suelo, hirió al diestro de dos cornadas de pronóstico grave, según el parte facultativo: "una cornada en el glúteo derecho con dos trayectorias, una lateral derecha y otra lateral izquierda, de 7 y 8 centímetros, respectivamente, y otra herida por asta de toro en la axila derecha, de 9 centímetros de longitud y estrellada, que afecta al músculo axilar".

El diestro ni se miró y no abandonó el ruedo hasta que dobló el sexto de la suelta, caminado hacia la enfermería en una nueva gesta, ya que lo primero que se impuso fue cumplir su compromiso matando la corrida.

En la mañana de ayer comparecieron en la clínica informalmente ante los medios el cirujano junto con el apoderado de José Tomás. El doctor Mendoza explicó que José Tomás estaba sedado y bajo tratamiento "analgésico y antiinflamatorio". Sobre cómo había pasado la noche el torero comentó que "a ratos se despertaba y pedía agua, aunque no se le podía dar", comentando a su vez que el torero ha "sangrado mucho" por la cornada del glúteo, pero que lo importante es que no ha tenido fiebre ni esta noche ni por la mañana".

Por su parte Salvador Boix confirmó que José Tomás no podría torear hoy en la plaza de toros de Gijón, donde estaba anunciado junto a Finito de Córdoba y Manuel Jesús "El Cid", con toros de Núñez del Cuvillo, y "muy, muy difícilmente", el jueves, en San Sebastián, en un cartel con Pepín Liria y Julio Benítez "El Cordobés hijo" y toros de "El Pilar".

Sobre la hazaña de José Tomás, aguantando en pie con dos cornadas para no dejarle sus toros al compañero casi toda la corrida, Salvador Boix dijo que el torero "no suele comentar esas cosas, habla poco y cuando habla, habla con lo que hace en el ruedo, porque un hecho vale más que las palabras". Sobre ese gesto del matador el doctor Mendoza apostilló que en cuarenta años ejerciendo como cirujano taurino no había visto una cosa igual.

Por ahora no se descarta la presencia de José Tomás en la plaza de toros de Málaga, en la esperada corrida de feria del próximo día 20 aunque la lesión de la axila requiere una evolución más lenta. En la cura de la tarde de ayer el estado general del torero era muy bueno y las intenciones de su entorno pasan por convocar una rueda de prensa mañana miércoles, fecha que en la que el diestro podría abandonar la clínica jerezana camino de su domicilio para continuar su convalecencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios